Suscríbete desde 1,50 €/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CRISIS DEL CORONAVIRUS

Cierres entre lágrimas por el cero turístico

Autónomos y pequeños empresarios se desmoronan | Ramón Catalán, de la Bodega de Jandía, convoca una concentración el domingo

Cierres entre lágrimas

Cierres entre lágrimas

La crisis económica provocada por la pandemia de la Covid-19 ha venido provocando el cierre de negocios en la isla y las críticas de autónomos y pequeños y medianos empresarios a las instituciones públicas por las escasas o nulas ayudas para salvar la economía local. Esta situación ha generado también la destrucción de puestos de trabajo. Las medidas impuestas por las autoridades sanitarias y el cero turismo ha provocado que los propietarios de los negocios no puedan afrontar los gastos corrientes que generan su actividad económica. El empresario Ramón Catalán ha convocado para el próximo domingo una concentración en el muelle de Morro Jable para denunciar la situación que sufren los autónomos.

Poco a poco los pequeños negocios van cerrando sus puertas como consecuencia de la Covid-19. De Norte a Sur, pasando por la zona Centro, donde se localizan las principales localidades turísticas, los establecimientos comienzan a clausurar su actividad, mientras que los propietarios lanzan mensajes de socorro ante el futuro incierto que se les viene encima.

La Bodega de Jandia , como muchos otros negocios, abrió sus puertas en diciembre de 2014, y anunció en las redes sociales que cerrará sus puertas el próximo 26 de octubre.

Este mensaje de Ramón Catalán, propietario y vicepresidente del colectivo Movimiento Empresarial de Fuerteventura (MEF), ha calado hondo entre sus clientes, especialmente turistas extranjeros,.

Catalán recordó que “cuando todo esa situacion empezó nos dijeron que no iban a dejar nadie atrás, vamos a ayudar a todo el mundo e incluyan a su personal en el ERTE, nos expusieron. A la larga, ayudas cero. Un crédito de mierda que tenemos que pagar. Estamos cerrando, como yo muchos compañeros. Y en Pájara más, es el único municipio de España que no ha dedicado nada a reactivar la economía y ayudar a los autónomos y pequeñas empresas. Además, las ayudas que nos han prometido son mentiras ni las han cumplido ni son posible de hacerlas legalmente. Estoy harto, me voy a movilizar. Voy a ir al muelle vestido de negro porque creo que mi negocio ha muerto. Quiero que sientan lo que estamos sufriendo y que lo único que nos queda es un montón de hipotecas”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats