Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Antonio Newport Machín: “En la Ciudad del Cine se invierten 120 millones y no lleva ni una sola cama”

"El que no vea las cualidades del proyecto no le interesa el progreso de Fuerteventura", asegura el empresario y promotor del proyecto Dream Land

José Antonio Newport, empresario promotor de la Ciudad del Cine.

José Antonio Newport, empresario promotor de la Ciudad del Cine. Fuselli

José Antonio Newport es un conocido empresario majorero, vicepresidente de la Confederación Canaria de Empresarios y presidente de la Confederación Canaria de Empresas de Formación (Cecap Canarias). Ha sido uno de los empresarios isleños que más ha apostado por el exterior, con operaciones en Marruecos, Cabo Verde (turismo y comercio) o Letonia (Eólico). En estos momentos está centrado en un proyecto totalmente diferente relacionado con el mundo digital y cinematográfico: la Ciudad del Cine, que puede cambiar el modelo productivo de la isla de Fuerteventura.

¿Qué es DreamLand?

Es un proyecto que supondrá un cambio del modelo económico de Fuerteventura o de la isla canaria en que se desarrolle. Un cambio de paradigma en lo económico y, en este sentido, es la única manera que tiene la isla de generar un producto que puede venderse en cualquier parte del mundo: El conocimiento. Las redes de fibra óptica llevan el conocimiento en forma de datos a la velocidad de la luz y, con DreamLand, ya no seríamos periferia, seríamos el centro del nodo, como pueden serlo ahora mismo Hong Kong, Londres o Nueva York. Si producimos conocimiento, ya sea videojuegos, series, películas, aplicaciones de realidad virtual o de realidad aumentada podemos venderlo en cualquier parte. Eso es DreamLand, una puerta abierta al futuro, para que nuestros hijos puedan encontrar una salida profesional que no esté vinculada al sector servicios.

DreamLand, desde su nacimiento, se ha convertido en un referente para la industria cinematográfica en Canarias. ¿El motivo? Un ambicioso e ilusionante proyecto que aúna formación, producción, postproducción, creación, tecnología y ocio, que situará a Canarias en general y Fuerteventura en su caso, en el panorama cinematográfico mundial, además de abrir una nueva vía en el modelo económico.

¿Cómo pretende DreamLand generar ese conocimiento que dice?

Desde la formación. Lo que pretendemos no es solamente hacer las mayores Estudios de cine de Europa. Nuestra intención es crear un espacio de formación y desarrollo de diferentes productos digitales, postproducción cinematográfica y rodajes, además de un centro de ocio vinculado a la realidad virtual. En una primera fase, se preparará a aproximadamente 400 jóvenes, con formación previa en áreas relacionadas con la informática, mediante un plan específico de ocho meses de duración. Al término del mismo serán desarrolladores, y podrán comenzar a crear productos de realidad virtual para el centro de ocio de DreamLand y cualquier otro centro del mundo, realidad aumentada, videojuegos Triple A. De esta manera generamos empleo basado en el conocimiento y creamos un modelo industrial inexistente hasta el momento.

¿Es factible en Fuerteventura?

Por supuesto. Para esto contamos con el interés de Europa en cambiar los modelos productivos, sobre todo en lugares con problemas sociales derivados de una economía como la nuestra atrapada en el monocultivo del turismo. Hay, y contamos con ella, financiación desde Europa para formar y contratar a estos 400 jóvenes durante 5 años.

Suena bien, ¿pero el proyecto no es una ciudad del cine?

Sí. Es una ciudad del cine, pero también valoramos mucho esta parte del proyecto porque lleva implícita la creación de empleo dentro del sector para Canarias. El presente ya es digital y estar posicionados en esta industria sería muy importante para el mundo que viene. El cine también es una de las patas importantes de este proyecto, y nos dará visibilidad en el mundo porque atraerá rodajes de primer nivel durante todo el año. Actualmente sólo existen rodajes puntuales, que incluso así generan un sinfín de recursos para la Isla, con estas instalaciones tendremos rodajes todo el año. Para eso se construirán las mejores instalaciones de Europa. En la parte de cine, Sebastián Álvarez, de Volcano International, socio del proyecto, es quien dirige este modelo cinematográfico. Sebastián produjo para Ridley Scott la primera y mayor superproducción que vino a Fuerteventura, Exodus, con millones de euros de impacto durante el tiempo del rodaje en la isla, con una manera de hacer las cosas para el medio ambiente con parámetros muy superiores a la media.

"En una primera fase se formarán a 400 jóvenes y se crearán 400 empleos directos y 2.000 indirectos".

decoration

Es importante tener en cuenta el efecto del proyecto sobre la creación de empleo, hablamos de más de 400 empleos directos en una primera fase y más de 2.000 empleos indirectos, pero los números se doblarán rápidamente.

Videojuegos, cine, realidad Aumentada ¿no cree que suena a cosas de otros lugares?

Viendo el traspiés del viernes en el Pleno del Cabildo de Fuerteventura, parece que suena a otros lugares, como usted dice, aunque mi deseo, como persona que quiere lo mejor para esta tierra, es que sea una realidad aquí.

¿A qué se refiere?

Mi intención como la del resto de promotores, es desarrollar un proyecto que evite la dependencia del turismo. La propuesta inicial es realizar este proyecto en Fuerteventura, aunque no descartamos ninguna de las otras islas. Lo importante es desarrollarlo en Canarias. Hemos apostado por elevar todo a una categoría impensable hasta hace relativamente poco. Los avances tecnológicos y la situación de Europa tras la pandemia nos obliga a ver el futuro de diferente manera y a generar nuevas oportunidades, y eso es lo que pretendemos. Llevamos meses trabajando en la definición de este proyecto. Para la ingeniería y la arquitectura se ha contratado a la empresa IDOM, que hacen proyectos internacionales a nivel mundial, ganadores de varios premios nacionales de arquitectura. La arquitectura integrada del proyecto no tiene parangón en Canarias, y me atrevo a decir que hay pocas cosas así en el mundo. Se ha cumplido con creces en todo lo exige la ley y los informes técnicos son todos los exigidos. Ya hemos realizado una inversión importante y a fecha hoy tenemos, por parte del Ayuntamiento de La Oliva y del Cabildo de Fuerteventura, todos los informes técnicos y jurídicos favorables para el Inicio de la Declaración de Interés Insular. En estas últimas 24 horas, hemos recibido varias llamadas de dirigentes políticos de otras islas, para ofrecernos la posibilidad de desarrollar el proyecto en su Municipio o Isla. La próxima semana comenzaremos con dichas reuniones.

El recelo del proyecto en Fuerteventura es básicamente con la ubicación, ¿Cuáles son las razones de que la propuesta sea en este lugar?

Desde el comienzo visualizamos el proyecto en La Oliva, porque facilitaría la afluencia de visitantes al centro de ocio tecnológico de realidad virtual que proponemos. Pretendemos que tanto los habitantes de Fuerteventura y Lanzarote, como los turistas visiten DreamLand y generen economía dentro de la isla.

Por este motivo, adquiere una especial relevancia el acceso desde la autovía. Quiero resaltar y dejar claro que el sitio donde se pretende desarrollar está literalmente pegado a la autovía. Pero lo realmente importante es que no existe en el municipio otro suelo válido para esto. Este suelo no tiene protección especial, no es Zona ZEPA, no es Parque Natural, ni tiene protección ambiental de tipo alguno. Es rústico común. No está pegado a las dunas, como algunos han intentado hacer ver, ni busca convertirse en un pelotazo urbanístico u hotelero, sino todo lo contrario. Nuestra pretensión es desarrollar una industria no contaminante donde el conocimiento y el talento se abran paso y generen oportunidades en un mundo cada vez más digitalizado. En dicha parcela no se puede desarrollar otra cosa, vinculado precisamente a la obtención del “Interés Insular”.

¿Es un pelotazo urbanístico?

Nuestro proyecto viene a invertir 120 millones de euros en un modelo de negocio que no lleva ni una sola cama, y me gustaría ser claro en esto, ni una sola. Estamos en disposición y tenemos capacidad para arriesgar con un modelo nuevo, de economía digital, sin residuos, respetuoso con el medio ambiente, que dará empleo de futuro y de mucha calidad. Creo que quien no vea las cualidades de este proyecto tiene una venda, no quiere ver o no le interesa el progreso de Fuerteventura. Es una irresponsabilidad muy grande.

Compartir el artículo

stats