Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tras la huella de Tamonante

La leyenda sobre las dos sacerdotisas más populares de los mahos, rescatada a través de una ópera | El Auditorio capitalino ofrece la obra lírica el 11 y 13 de noviembre

De izquierda a derecha, Jonathan Suárez, el tenor José Concepción, Igor Escudero y el consejero insular Andrés Briansó, ayer.

De izquierda a derecha, Jonathan Suárez, el tenor José Concepción, Igor Escudero y el consejero insular Andrés Briansó, ayer.

La historia de las dos sacerdotisas más celebres y populares de Fuerteventura: Tibiabín y Tamonante, madre e hija, y cuyo protagonismo en el terreno político y religioso fue notable entre los mahos, será representada en una ópera, La leyenda de Tamonante, en el Auditorio del Palacio de Congresos durante dos sesiones los días 11 y 13 del próximo mes de noviembre. El leonés Igor Escudero es el autor del libreto musical y también del hilo argumental en esta obra histórica sobre Fuerteventura, mientras que el cartel anunciador fue diseñado por el artista Zebenzui Armas. 

La obra, organizada por el colectivo Asociación Ópera Fuerteventura, contará con la orquesta sinfónica y coro del Teatro Nacional de Ópera y Ballet de Georgia de Tbilisi, bajo la dirección del gran maestro Miquel Ortega. Los personajes e intérpretes son: Conchi Moyano (soprano), que interpretará el papel de Tamonante; Francesca Roig y Mariya Melnychyn (mezzosoprano) serán Tibiabin; el majorero José Concepción (tenor) desarrollará la figura de Guize; David Cervera (bajo) como Ayose; Jorge Tello (barítono) representará a Jean de Bethencourt; George Andguladze (bajo) como el Inquisidor y Eloy Cruz interpretará a Gadifer.

El Museo Arqueológico de Fuerteventura fue el marco elegido para la presentación de la obra donde un año más el colectivo Ópera Fuerteventura sigue siendo pionero en toda España por realizar producciones de índole participativa y sociocultural, arriesgando a producir a lo grande y dándole cabida a los artistas de la isla de Fuerteventura para crear un montaje operístico a gran nivel y contando con los agentes locales.

El consejero insular de Cultura, Andrés Briansó, subrayó el valor y la importancia de este tipo de iniciativas, “capaces de resaltar la historia con una apuesta artística y musical de primer nivel y que además repercute positivamente en la economía local”. Además, anunció “el apoyo de la corporación insular mediante la firma de un convenio de colaboración por tres años para dar estabilidad al proyecto y contribuir a consolidarlo” en los próximos años.

Por su parte el tenor majorero José Concepción se mostró muy satisfecho con el compromiso de las administraciones públicas de Fuerteventura con la ópera. “Este tipo de espectáculos nos conectan a los majoreros con nuestra historia y además generan economía en la Isla porque todo lo hacemos aquí, en clave local para que se beneficie la gente de la Isla”, subrayó.

El compositor Igor Escudero afirmó que en La leyenda de Tamanante “se mira al pasado, las dos mujeres, portadoras del saber y guías espirituales, hablan con una voz antigua, que evoca al mundo amazhig, al desierto, a los orígenes africanos y sefardíes”. “He respetado la leyenda en la estructura esencial, ya que es una historia que todos conocen en la isla desde la niñez”, añadió.

Compartir el artículo

stats