Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alba González Quintana: “La Covid-19 ha influido en nuestra forma de alimentación”

"La población piensa que acudir a un dietista- nutricionista es solo un medio para adelgazar", afirma la diplomada en Nutrición Humana y Dietética

Alba González Quintana | Diplomada en Nutrición Humana y Ditetética

Alba González Quintana | Diplomada en Nutrición Humana y Ditetética

La pandemia no impide cumplir un sueño ni encontrar oportunidades. Con la Covid-19 haciendo estragos no solo a nivel económico sino social no es buena época para emprender desde la óptica empresarial, aunque sí desde la ilusión de encontrar un trabajo especialmente relacionado con la vocación. Y si no que le pregunten a Alba González Quintana, (Puerto del Rosario, 1996), una joven majorera graduada en Nutrición Humana y Dietética, que se encuentra al frente de dos consultas en la capital de Fuerteventura. Considera que una buena alimentación unida a la práctica de ejercicio físico puede llevarnos a tener una mejor calidad de vida y prevenir la aparición de enfermedades.

¿ Cómo le surgió la idea de estudiar Nutrición Humana y Dietética?

Cuando estaba en el instituto siempre me había gustado la rama de la salud pero no tenía claro que grado estudiar. Una vez en Bachillerato las carreras que me interesaban eran Fisioterapia y Nutrición Humana y Dietética. Cuando llegó el momento de elegir me decanté por esta última y aunque era un grado relativamente nuevo y con el que no sabía si tendría suficiente salidas laborales me aventuré en ello. Realmente hay que estudiar algo que te atraiga, te interese y aquello a lo que te quieres dedicar sin pensar en posibles factores que puedan hacerte cambiar de opinión.

¿ Qué le atrajo de esta especialidad?

La alimentación es un pilar fundamental en nuestra salud y aunque no se le da la importancia que debería, comer es un acto que realizamos varias veces al día. Una buena alimentación unida a la práctica de ejercicio físico puede llevarnos a tener una mejor calidad de vida y prevenir la aparición de enfermedades. La idea de poder ayudar a las personas a mejorar su alimentación y sus hábitos alimentarios es lo que me ha llevado a trabajar en el ámbito de la nutrición clínica.

¿La pandemia de la Covid-19 ha generado cambios en nuestra dieta?

La pandemia ha tenido un gran impacto en nuestro estilo de vida ya que factores como la dificultad para adquirir alimentos, la inactividad física y el estrés de estar en casa han supuesto un mayor aporte calórico derivado del consumo de alimentos ultraprocesados que se traduce en muchos casos en una ganancia de peso. Este hecho supone que ahora la población afectada por esta circunstancia quiera mejorar sus hábitos alimentarios y volver a recuperar la misma condición física, mental y de salud previa a la cuarentena.

¿Cuáles son los principales problemas que puede afectar en nuestra alimentación en estos tiempos de crisis sanitaria?

La pandemia de la Covid-19 ha supuesto una crisis sanitaria y económica que ha influido en nuestra forma de alimentación. El incremento de las tasas de desempleo, las pérdidas de ingresos y el aumento de precio de ciertos alimentos ponen en peligro el acceso a la variedad de alimentos. Desde mi punto de vista, la población con un poder adquisitivo limitado optará por la compra de productos básicos ya que no se pueden permitir la adquisición de alimentos frescos o de temporada. Además, de forma general, ha descendido el consumo de alimentos en bares o restaurantes puesto que debido a la situación económica y hostelera que vivimos cada vez se cocina y se prepara la mayoría de las comidas en casa.

"Una dieta saludable hará que nuestro organismo tenga una mejor respuesta para combatir el virus"

decoration

¿Qué recomendaciones harías para evitar que nuestra alimentación no se vea afectada ni alterada con la pandemia?

Nuestro estado nutricional es fundamental para el correcto funcionamiento del sistema inmune ya que a través de los alimentos podemos obtener los nutrientes necesarios para fortalecerlo. No existen alimentos o suplementos nutricionales que puedan prevenir la infección por Covid-19 pero mantener una dieta saludable hará que nuestro organismo tenga una mejor respuesta para combatir el virus. Las recomendaciones generales que daría sería aumentar el consumo de frutas cítricas y verduras de hojas verdes y crucíferas (coliflor, repollo, brócoli) ricas en vitamina C; tomar legumbres, carnes magras y huevo que contienen aminoácidos y minerales como hierro, zinc y selenio. En cuanto a la grasas se aconseja optar por pescados azules ricos en ácidos grasos omega-3. Además, es fundamental mantenerse bien hidratado. Estos nutrientes podrían generar efectos beneficiosos frente al virus ya que actúan como inmunomoduladores disminuyendo la respuesta inflamatoria.

¿Cuáles son las principales patologías nutricionales en tiempos de Covid?

La pandemia que ha provocado la llegada de la Covid-19 ha generado miles de contagios y muertes siendo los más afectados aquellas personas con enfermedades crónicodegenerativas y con un sistema inmunitario deprimido que las hace más vulnerables de padecer mayores complicaciones y que se traduce en una tardía recuperación. Una adecuada alimentación previa y durante la fase vírica puede ayudar a controlar los daños producidos por la infección, el estrés, así como los síntomas gastrointestinales que se relacionan con el virus.

¿Y a los problemas a los que se enfrenta en su consulta?

La población piensa que acudir a un dietista- nutricionista es solo un medio para adelgazar. Es verdad que el desarrollo de sobrepeso u obesidad es un factor de riesgo de enfermedades no transmisibles como las enfermedades cardiovasculares, diabetes, algunos tipos de cáncer, salud articular… Pero a la consulta asisten diferentes grupos de población como niños, personas mayores mujeres embarazadas por la existencia de otras patologías, puesto que la alimentación es un condicionante de cualquier enfermedad y del estado fisiológico de cada persona. Mi objetivo es ayudar a los pacientes a mejorar sus hábitos alimentarios y enseñar a comer de forma saludable para tener un estilo de vida óptimo a largo plazo.

¿Qué supone para una joven nutricionista profesional como usted de encontrar su trabajo en esta situación de pandemia mundial?

A pesar de que el 2020 ha sido un año difícil tanto a nivel económico, social y sanitario siempre hay que valorar los aspectos positivos. Buscar trabajo y encontrar en estos tiempos es todo un reto y más ejercer de lo que has estudiado. En mi caso como en el de otros muchos jóvenes, comencé a dejar curriculum en diferentes puestos de trabajo que no estaban relacionados con mi campo de estudio. Pero por suerte me dieron la oportunidad de comenzar a pasar consulta y no dudé en ningún momento en aceptar.

Compartir el artículo

stats