Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Patrimonio histórico | Tras la huella de los aborígenes

La mejor ‘receta’ de Marcos Gutiérrez

El prestigioso chef dona al Museo Arqueológico una pinta de piedra de la época aborigen | También se entregó un ánfora romana encontrada en la Bahía de Gando

Marcos Gutiérrez ( c) con la pinta de piedra, flanqueado por Luis Mata (i) y Andrés Briansó (d). | | CARLOS DE SAÁ

Marcos Gutiérrez ( c) con la pinta de piedra, flanqueado por Luis Mata (i) y Andrés Briansó (d). | | CARLOS DE SAÁ

El prestigioso chef majorero Marcos Gutiérrez Vera se quitó ayer el delantal y aparcó los fogones para demostrar su compromiso con el patrimonio histórico y contribuir a incrementar el legado de los antiguos mahos. Gutiérrez donó al Museo Arqueológico de Fuerteventura una pinta de piedra para elaborar queso de la época de los aborígenes.

El consejero insular de Cultura, Patrimonio Histórico y Difusión del Patrimonio Cultural, Andrés Briansó, presidió ayer dos piezas históricas y de especial relevancia para la historia de Fuerteventura: un ánfora romana y una pinta de queso labrada en piedra. También asistió al acto público el director del Museo Arqueológico, Luis Mata.

La pinta presentada a los medios de comunicación, según informa Efe, fue encontrada por Marcos Gutiérrez hace unos 25 años, cuando realizaba reformas en un inmueble antiguo para destinarlo a la Casa de la Cerámica, en el pueblo de Villaverde, y que posteriormente se reconvirtió en el afamado restaurante Casa Marcos.

Gutiérrez reconoció que, en un primer momento, “no supo del valor ni la antigüedad” de la piedra, pero decidió guardarla hasta que, hace un tiempo, se pusieron en contacto con él desde el Cabildo. No dudó en donarla porque, tal y como manifestó, no se considera su propietario,”es un bien de todos los majoreros y debe estar en un museo para que lo puedan disfrutar todos”.

El Cabildo pide colaboración a los ciudadanos para que avisen ante hallazgos

decoration

La segunda de las piezas presentadas fue catalogada como un ánfora romana, aunque aún queda mucho por conocer sobre esta pieza, que estuvo en una casa desde hace, al menos, 40 años.

Luis Mata explicó cómo una mujer se puso en contacto con el Cabildo para informarles que en su vivienda existía esta pieza que, en su día, llegó a manos de su marido por parte de alguien que decía que procedía de un pecio que había en la bahía de Gando, en Gran Canaria. Tras morir el dueño, su familia decidió donarla al Cabildo para que sea expuesta en alguna de las vitrinas del museo.

El director del Museo Arqueológico destacó que el hallazgo de este tipo de piezas corrobora la teoría de que “Roma estuvo en Canarias” y matizó que “esta vasija es un testigo mudo que nos está diciendo que grandes imperios navegaban por las islas”.

Por su parte, el consejero insular de Patrimonio Histórico, Andrés Briansó, insistió en la necesidad de colaboración de los ciudadanos ante cualquier hallazgo o indicio avisando a los agentes del Seprona de la Guardia Civil o a la Unidad de Patrimonio Histórico del Cabildo de Fuerteventura, “porque ello permitirá de esta manera que se pueda seguir con el estudio sobre la vida de los mahos”.

Compartir el artículo

stats