Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabras majoreras con ojos azules

Rafael Domínguez, artista venezolano afincado en la Isla, encuentra en este animal un elemento de inspiración - Utiliza la figura del rumiante en la pintura y escultura

El artista venezolano Rafael Domínguez Bolívar, en el taller de Onda trabajando en unos de sus cuadros sobre cabras majoreras. | | LP/DLP

El artista venezolano Rafael Domínguez Bolívar, en el taller de Onda trabajando en unos de sus cuadros sobre cabras majoreras. | | LP/DLP

La cabra majorera no solo es uno de los símbolos de Fuerteventura, sino fuente de inspiración de escultores, pintores o escritores. Y si no que le pregunten a Rafael Domínguez Bolívar (Venezuela, 1959), un artista afincado en la Isla que ha descubierto las costumbres y tradiciones de los majoreros. También ha encontrado en la cabra un elemento para sus cuadros y esculturas atraído no solo por los numerosos colores de sus capas, sino por lo que representa en la historia socioeconómica de los majoreros. Entre sus obras escultóricas recientes destacan las figuras de Juan José Felipe Lima y Juan Ismael, periodista y cronista oficial de Puerto Cabras, y artista majorero, respectivamente.

Rafael es un reputado escultor en su país. Estudió en la Escuela Superior Rafael Monasterio, en Maracay, y en la Escuela de Arte Superior Cristóbal Rojas, en Caracas. Sus esculturas adornan los principales municipios de aquel país, cuya situación política lo ha empujado a residir fuera del mismo y elegir Fuerteventura para continuar desarrollando su arte. “En principio me trajo una visita para conocer a mis dos nietos que son majoreros. Aquí, residen mi hijo, mi nuera y esposa, que había venido con anterioridad, así como mi hija Andrea. Me tuve que quedar por fuerza mayor, por la situación del país y la realidad de Venezuela. Derriban una de mis esculturas y me mencionan como uno de los corresponsables por lo que fui solicitado por la dictadura”, asegura el artista.

Dos esculturas de cabras con sus colores sujetas a piedra natural. | | LP/DLP

La historia, el deporte, como la lucha canaria y la bola, la gastronomía, las tradiciones, en especial el folclore, la cultura y el paisaje de Fuerteventura lo atrapan. “El paisaje es único. Podrán haber algunos similares, pero el de esta isla es impresionante sobre todo los colores, y la luz que lo ilumina”, apunta Rafael Domínguez.

La presencia de la cabra en el territorio majorero es una fuente de inspiración en sus obras, tanto en la pintura como en la escultura. “La integración de las cabras en el paisaje es hermoso y me inspira muchísimo para utilizarla como argumento de mi planteamiento artístico o plástico. Las he utilizado en varias formas y formatos. Es un elemento de identidad de los majoreros. Por eso, le rindo tributo a este animal”.

“Pude notar de cerca como la cabra está presente en la cultura de esta isla, como elemento de supervivencia de los majoreros y como se mantiene intacto el sistema de pastoreo aborigen con las apañadas, las gambuesas, el marcaje...”, reconocer el artista.

También tiene palabras de agradecimiento para personas que le han mostrado su apoyo en la isla: Raúl Souto, Tamariche, José Alberto Bolaños, entre otros.

Compartir el artículo

stats