Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consorcio pone en marcha los nuevos módulos para evitar los cortes de agua

La planta de Gran Tarajal suministrará un caudal de 2.000 metros cúbicos más con estos complementos El CAAF trata de corregir el dabastecimiento por las averías

Imagen de la Planta Desaladora de agua de mar de Gran Tarajal, ubicada en la zona de El Aceitún. | | FUSELLI

El Consorcio de Abastecimiento de Agua de Fuerteventura (CAAF) continúa intensificando sus acciones para frenar los continuos cortes en el suministro de agua. Una de las medidas urgentes para evitar el desabastecimiento, que en muchos casos se prolongan durante varios días, ha sido la inminente entrada en funcionamiento de los nuevos módulos instalados en Corralejo, Puerto del Rosario y Gran Tarajal. La planta sureña suministrará con los citados módulos un caudal de 2.000 metros cúbicos, que se suman a los 4.000 que ya tenía el centro productor de agua desalada.

Las continúas averías que viene sufriendo la red de distribución de agua del CAAF, empresa mixta con participación del Cabildo majorero y los seis ayuntamientos, vienen generando históricamente graves problemas de abastecimiento de agua con las lógicas quejas de los vecinos, que en muchas ocasiones han tenido que sufrir las restricciones durante verios días. El último episodio se localiza en las averías sufridas hace unos días en la red de impulsión al depósito de La Herradura.

El presidente del Cabildo de Fuerteventura, Sergio Lloret, la vicepresidenta primera Lola García y el vicepresidente segundo Claudio Gutiérrez, visitaron los últimos módulos instalados en la estación desaladora de aguas de Gran Tarajal. Acompañados de la alcaldesa de Tuineje, Esther Hernández, y por el concejal de Aguas, Tomás Torres, escucharon las explicaciones de un técnico del CAAF durante las pruebas que se han venido realizando en los últimos días con carácter previo a su entrada en funcionamiento, que se hará una vez terminen las pruebas.

‘En el contexto de las averías que se han producido recientemente, era de vital importancia la puesta en funcionamiento de los módulos complementarios, para aumentar la producción en el Sur y garantizar el suministro de agua potable. Junto con la obra de emergencia, desde la planta desaladora de Gran Tarajal hasta la arqueta de Corral Blanco, podrá llegar el agua al depósito de Tiscamanita, evitando así que la zona Sur no dependa exclusivamente de la planta de Puerto del Rosario”, señaló Lloret. Además, añadió, que “con todo ello, se ve la trascendencia de las obras de emergencia que se impulsaron en el estado de alarma, que supondrán una mejoría en el suministro a la isla y a la zona sur”.

Por su parte, la alcaldesa de Tuineje señaló que “el proceso de desalinización del agua es una pieza clave para garantizar el suministro del agua. Pero de poco servirá mejorar transporte y almacenamiento si no se refuerza la producción”. También, apostó “porque debe garantizarse la disminución del ruido de la planta para eliminar toda molestia a los vecinos”.

Compartir el artículo

stats