Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales

La Fiscalía pide 26 años de cárcel por atacar a su pareja e intentar matarla

La agredió sexualmente, la golpeó y le colocó una almohada en el rostro para asfixiarla | La mujer activó el botón del pánico y alertó a la Policía del ataque

Imagen de una de las calles del barrio Fabelo, en Puerto del Rosario

Imagen de una de las calles del barrio Fabelo, en Puerto del Rosario La Provincia

La Fiscalía pide una pena de 26 años y 11 meses de cárcel para un hombre acusado de un presunto delito de agresión sexual y de asesinato en grado de tentativa contra su pareja, así como diez años de libertad vigilada y la prohibición de comunicarse y acercarse a la misma durante más de una veintena de años. El hombre será juzgado el próximo miércoles en la Audiencia Provincial de Las Palmas donde comparecerá ante la Sección Segunda, que preside Pilar Parejo. La acusación particular será ejercida por el abogado Domingo García.

Los hechos se sucedieron el 28 de septiembre de 2019 cuando A.G.T.P., de nacionalidad extranjera, y su pareja P.L.D. salieron de fiesta por Puerto del Rosario. Cuando llegaron de madrugada a su domicilio, en el barrio de Fabelo, comenzaron a discutir. Según el escrito de acusación de la fiscal Marta Rodríguez, «en el transcurso de la acusación, el acusado empujó a la mujer sobre la cama y le quitó la ropa a la fuerza motivo por el impulso de querer mantener relaciones sexuales». Además, relata que «ante la clara negativa de su pareja, A.G.T.P. , de modo sorpresivo, la agarró del cuello y le colocó una almohada en el rostro con el fin de asfixiarla y, por tanto , acabar con su vida al tiempo que profería expresiones: «Por favor, muérete, por qué no te mueres».

La víctima, con el fin de zafarse, continúa el relato de la Fiscalía, señaló la ventana como si hubiese algún ruido en la calle, instante en que A.G.T.P. se asomó a ver que ocurría y la mujer activó el botón de pánico de la alarma que tenía instalada en su casa.

El procesado, según el escrito de la fiscal del caso, lejos de cesar en su empeño, se dirigió a la mujer para culminar sus deseos sexuales. esta, ante el manifiesto temor que el hombre volviera a agredirla, fingió estar inconsciente «y el procesado, movido por el ánimo de satisfacer su impulso sexual, la penetró vaginalmente en varias ocasiones».

El documento de la fiscal recoge que el acusado presuntamente golpeó a la mujer fuertemente por diversas partes del cuerpo llegando a sufrir hasta 18 lesiones distintas. «Ante la cantidad y magnitud de los golpes, la mujer fingió ser la culpable de lo que estaba sucediendo, lo cual unido a la llegada de la policía al domicilio, evitaron que el procesado acabara con la vida de la víctima».

La acusación aportará a la vista varios vídeos grabados por el presunto agresor, «lo que demuestra las agresiones sexuales que sufrió la víctima». Las imágenes fueron obtenidas gracias a los objetos incautados por los agentes de la Policía Nacional.

Fuentes cercanas al caso señalaron que la víctima siguió sufriendo acoso del procesado desde la misma prisión lo que obligó a la Justicia a actuar ante los numerosos episodios.

Compartir el artículo

stats