Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Movilidad | Más vigilancia contra la actividad ilegal

La Isla tendrá un segundo inspector ante el intrusismo en el transporte

El Cabildo diseña un plan para evitar el fenómeno del furtivismo del volante que afecta a taxistas y transportistas | Los profesionales reclaman mano dura

Imagen de varios taxis en el aeropuerto internacional de Fuerteventura. Fuselli

El intrusismo en el sector del transporte continúa cabalgando por las carreteras majoreras. Este fenómeno de furtivismo del volante no sólo afecta a los taxistas sino a los transportistas profesionales. La falta de inspectores que vigilen el cumplimiento de las normas provoca que los intrusos actúen con total impunidad. Actualmente, el Cabildo de Fuerteventura dispone de un único inspector para el control de las irregulares en el transporte insular.

Las quejas de los profesionales del volante han originado que la corporación apueste por reforzar la vigilancia con un nuevo inspector con lo que la plantilla asciende a dos funcionarios, una cifra totalmente insuficiente teniendo en cuenta la superficie de la Isla. Además, el intrusismo se ha acrecentado con la crisis económica derivada de la pandemia, lo que ha provocado que muchas personas en una situación laboral complicada realice servicios con sus vehículos de forma clandestina.

La crisis económica ha provocado que muchas personas se dediquen al transporte irregular

decoration

La consejera insular de Transportes, Carmen Alonso, ha mantenido reuniones con todas las cooperativas y asociaciones del taxi de la Isla, con el objetivo de atender sus necesidades y buscar objetivos comunes para mejorar la situación del sector. Los taxistas de Fuerteventura le transmitieron nuevamente su preocupación por un intrusismo que se mantiene.

Para eliminarlo, Alonso les comunicó que el Cabildo va a reforzar la vigilancia con un segundo inspector. «Una de las máximas prioridades, porque así nos lo han trasladado las asociaciones, es potenciar las actuaciones preventivas para evitar prácticas ilegales o irregularidades que pudieran afectar al sector», asegura la consejera. Además, añadió que «el Cabildo y la Federación Regional de Taxis de Canarias (Fedetax) mantendrán próximamente un encuentro con concejales de las áreas de Transporte y Turismo de los seis ayuntamientos para unificar criterios y establecer las bases de una lucha coordinada.

El presidente insular, Sergio Lloret, alega que la institución ha tomado cartas en el asunto desde que los profesionales le hicieran llegar su preocupación por una práctica que les genera numerosos perjuicios. «Hemos escuchado las demandas de la Federación Regional de Taxis y trabajamos para resolver cuanto antes esta situación que dificulta que el sector remonte tras la pandemia», expone.

Compartir el artículo

stats