Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

3.000 bocas que alimentar

El Oasis Wildlife cuida de sus animales de 250 especies distintas sin apenas ingresos desde que estalló la crisis

Una trabajadora ofreciendo alimentos a los hipopótamos.

Una trabajadora ofreciendo alimentos a los hipopótamos.

La pandemia no sólo ha afectado a los humanos, también a la fauna y flora. El Oasis Wildlife, el zoológico y jardín botánico majorero, ha seguido atendiendo durante esta crisis sanitaria a más de 3.000 animales de 250 especies distintas, así como a 8.000 plantas.

La pandemia no solo ha tenido impacto en los seres humanos. Los animales también han sufrido las consecuencias. Oasis Wildlife Fuerteventura, el zoológico y jardín botánico majorero con 3.000 animales de 250 especies distintas, 8.000 plantas y con la reserva de camellos más grande de Europa –de 400 ejemplares–, ha tenido que seguir alimentando diariamente su flora y fauna a pesar de que al estallar la crisis tuvo que cerrar y no pudo abrir al público durante meses.

Los trabajadores se han visto reducidos a la mitad. De unas 400 personas que formaban la plantilla, quedan unos 200 trabajadores para realizar las tareas de alimentar a los animales, cuidar las plantas y otras labores de conservación y cuidado de las instalaciones.

Con un coste económico de más de 60.000 euros al mes en alimentación de animales y mantenimiento de plantas, el zoológico ha sufrido de lleno el cero turístico. Aunque ha ido abriendo sus puertas de forma progresiva tras el final del confinamiento y con el aforo limitado a un millar de personas por día, ha habido ocasiones en que tenía en el interior del zoológico menos clientes que trabajadores. En algunas ocasiones, ha llegado a recibir la visita de menos de un centenar de personas por día, muy lejos de las miles que estaba acostumbrado a recibir antes de la pandemia, y una cantidad ínfima para los visitantes que precisa no ya para ser rentable, sino para mantenerse.

La empresa también ha conservado abierto su mercado Oasis Market, un proyecto social de apuesta por el comercio y talento local, con un gran trabajo para mantener la seguridad y garantizar el trabajo de artesanos y el suministro de las personas que acudían a adquirir alimentos. «Todo el presupuesto que se tenía ahorrado para emergencias y acciones que estaban previstas para ese año, como ampliaciones del hospital veterinario, nuevo material o mejoras de instalaciones y servicios que se querían hacer, ha tenido que ser reinvertido en la alimentación y el bienestar de flora y fauna», aseguran desde Oasis Wildlife. Todos sus planes han tenido que posponerse, ya que lo importante en este momento era el mantenimiento de animales y plantas.

Sin embargo, en este tiempo de crisis Oasis ha seguido con la actividad altruista de rescates. Ha continuado con la labor de recuperación de flora y fauna endémica accidentada, algo que, a lo largo del año, puede afectar a unos 200 animales.

Pese a todas las dificultades que la pandemia ha acarreado, en Oasis Wildlife se muestran optimistas y con todas sus esperanzas puestas en la tempo

Compartir el artículo

stats