Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Domingo Fuentes Curbelo Director insular de la Administración del Estado

Domingo Fuentes Curbelo: «La seguridad en la isla es un activo para residentes y turistas»

Domingo Fuentes, en su despacho de la Delegación del Gobierno insular. | | FUSELLI

Domingo Fuentes Curbelo (Puerto Cabras,1956), licenciado en Filosofía y Letras, división de Filología, por la Universidad de La Laguna, lleva tres años al frente de la Delegación del Gobierno. Con amplia experiencia en el ámbito institucional y político, defiende las inversiones del Estado en Fuerteventura.

Las mafias han vuelto a recuperar la ruta atlántica para enviar inmigrantes desde el continente africano a Fuerteventura. ¿Cómo valora esta situación?

Sí, durante casi una década los traficantes de seres humanos utilizaron otras rutas para la emigración africana, como la de Libia, Argelia o Marruecos por el Estrecho. A medida que se tomaron medidas preventivas en esas zonas, las mafias buscaron otras rutas, en este caso la del océano Atlántico, que es la más peligrosa. Ya esta ruta estuvo muy activa en la primera década de este siglo, y dejó un reguero de dolor y sufrimiento. Ahora estamos asistiendo a la segunda oleada que, en principio, fue muy difícil de gestionar por la falta de recursos principalmente alojativos. En estos momentos, a pesar de las dificultades actuales añadidas por la pandemia, hay más recursos de todo tipo y los protocolos se están cumpliendo a rajatabla, para salvaguardar la dignidad y los derechos de los inmigrantes y para que el fenómeno migratorio no suponga ningún riesgo añadido para la población residente ni para nuestros visitantes.

¿Cuántos inmigrantes han recalado a las costas majoreras en lo que va de año?

Desde octubre de 2018, que fue cuando llegó la primera patera, hasta la fecha han llegado 98 embarcaciones y 3.781 inmigrantes. En lo que va de año ha habido un gran incremento, con 43 pateras y 1.951 inmigrantes.

¿Qué respuesta se les da?

El protocolo que se sigue es muy riguroso. A pie de playa siempre hay un dispositivo de acogida de Cruz Roja, Guardia Civil o Policía Nacional, Seguridad y Emergencias y, si es necesario, del Servicio Canario de Salud (SCS). Tras un primer chequeo del estado de salud de los inmigrantes, se ponen a disposición de la Policía Nacional los que están bien, y si hay alguien con problemas se deriva al hospital. Los migrantes que tengan infecciones pasadas o dan pruebas PCR negativas son derivados al centro de acogida de Cruz Roja, si hay plazas libres, y si no a Gran Canaria o Tenerife, incluso a la Península, los más vulnerables y con patologías. Si vienen positivos y contactos estrechos en la patera, son aislados. Después de la cuarentena obligatoria, y una vez que obtienen el alta epidemiológica, son derivados a centros de Gran Canaria, Tenerife o la Península, según sea el caso.

¿Por qué no se ha procedido a la reapertura del CIE de El Matorral?

Los CIES son centros en régimen cerrado que se utilizan para los inmigrantes susceptibles de ser devueltos a sus países de origen. En estos momentos, las devoluciones están paralizadas por la pandemia, y en los CIEs de Barranco Seco en Gran Canaria y Hoya Fría en Tenerife, con 338 plazas en total, no hay nadie. Hay un proyecto de rehabilitación del CIE de El Matorral, pero por ahora se ha priorizado la ejecución de un Centro de Atención Temporal a Extranjeros (CATE) para el proceso de identificación y filiación de la Policía Nacional, que está prácticamente terminado y pronto estará operativo. En el mismo recinto de El Matorral, lleva funcionando desde hace tiempo un centro de acogida en emergencia, gestionado por Cruz Roja, con aproximadamente cien plazas disponibles. Este centro está dentro del Programa de Atención Humanitaria del Ministerio.

Las plantillas de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado están obsoletas con la falta de personal. ¿Esto produce un incremento de la inseguridad?

Es cierto que la Guardia Civil y la Policía Nacional van muy justos de efectivos y en ocasiones pueden sentirse sobrepasados por las circunstancias. Es complicado atender a la vez a dos fenómenos de ámbito mundial como son la pandemia y la inmigración irregular. Los dos cuerpos reciben anualmente los alumnos en prácticas que es un refuerzo importante, pero así y todo siempre digo que los efectivos no son suficientes pero sí muy eficientes. Fuerteventura es un sitio muy tranquilo para vivir y registramos índices de criminalidad muy bajos. No es habitual que haya problemas graves de seguridad ciudadana. Creo que podemos sentirnos seguros con la Policía Nacional y la Guardia Civil que trabajan de manera coordinada con las policías locales. Además de sol y playa, la tranquilidad y seguridad que se respira en Fuerteventura es un activo para residentes y turistas.

¿Cómo es posible que un cuartel de la Guardia Civil de Gran Tarajal o de Morro Jable cierren por la tarde por falta de efectivos?

El puesto de la Guardia Civil de Morro Jable está operativo las 24 horas del día. El de Gran Tarajal es un puesto ordinario que solo abre por la mañana con el objeto de tener siempre una patrulla en la calle a disposición de los ciudadanos por si ocurriera alguna incidencia grave. Si este puesto abriera las 24 horas para denuncias, no habría ninguna patrulla en la calle. Se trata de optimizar los medios y recursos personales disponibles para ser más eficientes. En caso de algún hecho grave, acuden al municipio de Tuineje agentes de los puestos de Puerto del Rosario y Morro Jable. Y si hubiera alguna urgencia, las personas pueden acudir a los puestos de Morro Jable y de Puerto del Rosario.

El proyecto del futuro cuartel de la Guardia Civil en Puerto del Rosario está avanzado. ¿Dónde se construirá y cuándo está previsto el inicio de las obras?

Ya han finalizado los trabajos y todos los trámites de la permuta que hicimos con el Cabildo de Fuerteventura, en la que la Guardia Civil cede el viejo cuartel de Puerto del Rosario y los pabellones, a cambio de un solar de 10.000 metros cuadrados en la avenida Juan de Bethencourt. En estos momentos se está redactando el proyecto y espero que la primera anualidad se consigne en los Presupuestos Generales del Estado para 2022, a los efectos de que pueda licitarse la obra y comience su ejecución

No pasa lo mismo con la nueva comisaría de la Policía Nacional. ¿Por qué?

La única nueva comisaría con partida presupuestaria contemplada en los Presupuestos Generales del Estado de este año para Canarias, es la de Puerto del Rosario. El problema es la falta de disponibilidad de suelo. Nos hemos reunido con el Ayuntamiento de Puerto del Rosario, y a pesar de que el Plan General se aprobó hace pocos años, no hay suelo disponible para estas infraestructuras. También nos reunimos con el anterior presidente del Cabildo, Blas Acosta, el cual nos ofreció una parcela para la nueva comisaría por la misma zona donde irá el nuevo cuartel de la Guardia Civil. Tenemos previsto concretar una reunión con el Cabildo para ver si la mayoría de gobierno actual mantiene el ofrecimiento y es posible una cesión o una permuta, para que esta importante infraestructura pueda llevarse a cabo.

La red del programa VioGen está completa en la isla. ¿Qué espera de la colaboración municipal y el Estado?

Es una muy buena noticia que todos los ayuntamientos de Fuerteventura hayan firmado el nuevo protocolo contra la violencia de género. Ya Fuerteventura, Lanzarote y La Graciosa estamos integrados cien por cien en la Red Nacional VioGen. Este protocolo permitirá a las Policías Locales incrementar su participación en la protección de las víctimas, y colaborar más activamente con los cuerpos de seguridad del Estado en la prevención de la violencia machista. Me siento orgulloso de la sensibilidad y determinación que han tenido los y las responsables de los seis municipios de la isla frente una lacra que es mucho más grave que lo que aparenta. Juntos tenemos que acabar con esta pesadilla de mujeres y niños maltratados por sus parejas.

¿Cómo valora las inversiones del Estado en Fuerteventura?

Creo que son muy importantes y que inciden en las principales infraestructuras de la isla, además de que generan riqueza y empleo. El Estado participa en casi todas las obras e infraestructuras a través de convenios de colaboración entre la Administración General del Estado y el Gobierno de Canarias, como por ejemplo el de Carreteras, que permite la ejecución del Eje Insular. Por otra parte, en estos tres años no se han interrumpido las obras de ampliación y mejora en el aeropuerto de Fuerteventura, ni en el puerto del Puerto del Rosario, que están en continua evolución y evaluación.

Compartir el artículo

stats