El Cabildo de Fuerteventura, a través de la Consejería de Infraestructuras y Carreteras, que dirige el presidente Sergio Lloret, continúa adelante con las obras de mejora de la travesía de Triquivijate, en el municipio de Antigua, que comenzaron a principios de este mes de septiembre, una medida provisional hasta que se concrete una solución definitiva a los problemas de drenaje que sufre la travesía.

Los citados trabajos cuentan con el rechazo del Ayuntamiento de Antigua, así como de algunos vecinos, mientras que tanto PP como PSOE también han mostrado su oposición al proyecto y se han puesto al lado de los residentes.

Sergio Lloret apuntó que desde el Cabildo se está trabajando en una solución conjunta que remedie los problemas de inundaciones y añadió que semanas atrás se mantuvo una reunión de trabajo con responsables del Ayuntamiento de Antigua para abordar este problema, que se viene arrastrando desde hace más de una década.

A juicio del presidente insular, el problema se localiza en el drenaje de la travesía, que «cuando llueve afecta principalmente a algunas viviendas con especial incidencia, problema que no es de ahora, sino que se generó cuando se construyó la carretera hace cuarenta años al trazarse una rasante por un camino de tierra que carecía de trazado y que provocó daños en algunas viviendas». En los próximos días arranca la pavimentación de la vía.