Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Luis Rivera Director del I Festival Internacional de Ecoexperiencias de Fuerteventura

«Canarias es clave para impulsar el turismo sostenible en España»

José Luis Rivera, director del I Festival Internacional de Ecoexperiencias de Fuerteventura. | | GABRIEL FUSELLI

José Luis Rivera (Sevilla, 1964) es el director del I Festival Internacional de Ecoexperiencias de Fuerteventura, que se clausura hoy en el Auditorio de Antigua. El encuentro ha reunido a más de 200 especialistas del sector para profundizar en el desarrollo de un nuevo modelo turístico que apueste por la sostenibilidad del destino, potenciando el consumo local y la calidad de los servicios.

¿Cuál es el objetivo de la I Festival Internacional de Ecoexperiencias de Fuerteventura?

Este encuentro nace para aprovechar la oportunidad que nos ha dado la pandemia de intentar cambiar el paradigma del turismo masificado, que tanto daño está haciendo en algunos destinos frágiles como las islas pequeñas. La idea es que la ciencia marque la ruta por la que caminar en el sector turístico. Hasta ahora hemos dejado todo en manos de las operadoras, que han arrasado, pero que también han dejado muchos beneficios en islas como Fuerteventura, donde cerca del 90% de la población vive del turismo.

¿Qué se puede hacer para impulsar el ecoturismo en Canarias?

Todos tenemos culpa de que se haya creado el modelo turístico que se ha desarrollado en el Archipiélago y tenemos que repensarlo. El viajero tiene que valorar los servicios que quiere. Si prefiere un turismo de selfie y de Instagram o un turismo más tranquilo, conociendo la idiosincrasia del destino, la gastronomía o el acerbo cultural, que son aspectos que se escapan a la turoperación. Por otra parte, el empresario tiene que tomar decisiones a futuro. Debe reflexionar sobre si quiere ofrecer un servicio de calidad, con empleados bien formados y bien remunerados, y sobre si es necesario tener instalaciones con 1.500 habitaciones o con 500 se pueden dar las mismas prestaciones, pero con un producto de más calidad y mayor coste. La tercera pata es la de las instituciones, que tiene que analizar el futuro del sector y valorar si es necesario, por ejemplo, seguir acudiendo a ferias de turismo y seguir pagando a las compañías aéreas para que traigan más visitantes, o apostar por un desarrollo sostenible en el que las empresas del sector fomenten el consumo de cercanía.

¿Qué oportunidades ofrece el ecoturismo?

No hablamos de oportunidades, hablamos de hacer compatible el gran turismo con un turismo sostenible. No hay motivos para limitarnos. Lo que queremos transmitir al empresario y es que tiene que repensar lo que está haciendo y ver si somos capaces entre todos de trazar una hoja de ruta para desarrollar un nuevo turismo que no dañe el territorio, que consuma internamente y con el que no sea necesario traer cien aviones para llenar nuestros alojamientos.

«La gastronomía, la cultura o la ciencia son puertas que invitan a los visitantes a salir de la playa»

decoration

¿Qué tendencias concretas se van consolidando dentro del ecoturismo?

El consumo responsable. Que el visitante al llegar a un destino sabe lo que va a consumir y es consciente de que el hotel en el que se aloja fomenta la economía circular. Durante las jornadas hemos profundizado en el ejemplo de Atapuerca, que ha conseguido revitalizar un municipio de Burgos, de la España olvidada, simplemente optando por el consumo de cercanía, contratando a personal y servicios locales y dando formación. Da pena sentarse en un restaurante de las Islas y que no tenga un vino de la tierra, pero sí uno de La Rioja, que solo traerlo hasta aquí aumenta su coste y, además, su transporte contamina.

Canarias tiene un gran potencial para el ecoturismo

No solo tiene potencial, sino que también tiene un gran acerbo cultural y la gente tiene un gran apego a la tierra. Aquí hay muchos majoreros que no quieren irse de Fuerteventura y están desarrollando productos sostenibles, para poder seguir trabajando en su tierra. Tenemos algo importante como el sol y la playa, pero también la cultura, la gastronomía o la ciencia, que son puertas que invitan a quien viene a visitarnos a salir de la playa y trasladarse a las zonas de interior. En este sentido, Canarias es clave para el impulsar el turismo sostenible en España.

¿El viajero valora y demanda este tipo de turismo?

Después de la pandemia se han hecho muchas encuestas y los datos apuntan que la gente sigue viajando al interior, no quiere cruzar las fronteras y mira más por la seguridad. Canarias es uno de los destinos más deseados, porque la gente quiere salir y no ir al pueblo de al lado. En este aspecto, el Archipiélago tiene un posicionamiento brutal. Según lo que dice la ciencia, todavía pasarán muchos meses hasta que la gente empiece a viajar a destinos de larga distancia. Lo que indican los estudios es que se viajará menos, pero las estancias serán más largas. La clave está en que el turismo sea sostenible, con servicios en los que los visitantes se puedan sentir cómodos. Los gobiernos manejan esta información y lo que tenemos que hacer es trasladarla a los actores locales, a los hoteleros, restauradores, guías turísticos... La ministra de Turismo, Reyes Maroto, presentó recientemente un nuevo programa turístico que contará en los próximos tres años con un presupuesto de 100 millones de euros para la innovación y fortalecimiento de experiencias en el sector turístico de España. Es imprescindible que las instituciones hagan llegar esas bases y esas estructuras al tejido empresarial, porque cuando se vaya el dinero de Europa que ha llegado ahora por la pandemia no volverá a haber otra oportunidad de tanto calado. Las empresas tienen que aprovechar para digitalizarse y poner en valor sus recursos. En este aspecto puede que Canarias ande un poco más coja, debido a que la turoperación nos traía a los clientes. Si bien, el lado positivo es que la adaptación nos ha pillado en una época en la que va a entrar dinero.

«Todavía pasarán muchos meses hasta que la gente empiece a viajar a larga distancia»

decoration

¿La sostenibilidad turística es rentable?

Por supuesto. Si en una isla, para ir bien, nos dicen que solo pueden venir 300.000 turistas al año, tenemos que adaptarnos a esa cifra. Hacer estructuras más reducidas y con menor coste de mantenimiento, pero más adaptada al nuevo turismo. De esta forma, en lugar de vender un paquete turístico por 50 euros, lo venderíamos por 500 y el turista verá la necesidad de pagar ese importe. Sin embargo, ahora estamos en un momento en el que nos llega un gran mayorista y nos compra todas las plazas al precio que él quiere, pero esta situación solo es sostenible mientras que el mayorista esté interesado. Por eso hay que pensar en cambiar el modelo.

¿Hay algún destino que lleve la delantera en el ecoturismo?

El ejemplo más cercano es el de El Hierro. Una isla autosostenible y autogestionable. Hay muchos destinos que ya no conciben el turismo de otra manera. Un ejemplo es el desierto del Atacama, en Chile, donde no se construye nada que no sea sostenible; o el Delta de Okavango, en Botsuana, donde todos los lodges que se fabrican son autosostenibles y solo se consume producto local.

Compartir el artículo

stats