Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un perito afirma que los mensajes de Herrera a la extrabajadora son reales

El edil de Puerto del Rosario niega los hechos que se le imputan de acoso sexual | El fiscal ratifica su solicitud de cinco meses de prisión e inhabilitación especial

El edil José Juan Herrera durante el juicio, ayer. | | CARLOS DE SAÁ / EFE

El concejal del Ayuntamiento de Puerto del Rosario José Juan Herrera Martel defendió su inocencia ante la denuncia de acoso sexual por parte de la exasesora municipal Yaiza Sotorrio y aseguró que los mensajes de índole sexual, que supuestamente recibió la extrabajadora, «están manipulados claramente». El juicio contra Herrera se renaudó ayer tras la suspensión de la primera jornada por la incomparecencia de un perito.

La extrabajadora municipal Yaiza Sotorrio interpuso una querella criminal el 17 de julio de 2020 por un supuesto delito de acoso sexual continuado por parte de Herrera, según informa Efe.

La acusación particular aportó durante la declaración de Sotorrio el pasado 25 de mayo varias conversaciones mantenidas por Facebook y Messenger en las que el acusado insistía en mantener relaciones sexuales con la exasesora, pese a la negativa de esta.

Entre los mensajes presentados como prueba el escrito del fiscal señala, entre otras expresiones: «Yo querría hacerte el amor en el despacho», «te lo haré y tú vas a acceder», «tú no te me vas sin el despacho».

Herrera Martel reconoció haber mantenido una «buena relación» con Sotorrio, un vínculo que se intensificó durante la campaña electoral de 2019, cuando la mujer visitó su domicilio en más de una decena de veces coincidiendo con la campaña electoral. El edil, aseguró, que la relación de amistad continuó hasta que empezó a haber disconformidad entre él y Manuel Travieso, el cabeza de lista de la Agrupación de Electores. En ese momento, según el acusado, Yaiza Sotorrio se posicionó del lado de Travieso. Fue entonces cuando «se rompió la relación de amistad», dijo en el juzgado.

Sotorrio fue destituida en julio de 2020 de su puesto eventual de cargo de confianza en el Consistorio. Herrera negó tener nada que ver con el despido y defendió que, en ningún momento, ridiculizó a la mujer ni propuso que le quitaran competencias, bajada de sueldo o despido.

Herrera negó haber amenazado a la mujer con el despido si no mantenía relaciones sexuales e incidió que detrás de la denuncia existe un complot político. En ese sentido, aseguró que un alto cargo político, que estaba en negociaciones para las mociones de censura en el Cabildo y Pájara, le dijo que si firmaba una moción en la capital «se retiraba la denuncia».

Herrera, que solo ha respondido a las preguntas de su abogado y se ha negado a contestar al fiscal y a la abogada de la acusación, se quejó del «linchamiento mediático sin precedentes».

Durante el juicio también han comparecido dos peritos de la defensa y uno de la acusación particular al que se le encargó un informe pericial para determinar si los mensajes que se intercambiaron el acusado y la víctima por Facebook y WhatsApp habían sido manipulados. El perito ha insistido en que no se encontraron «ni un solo indicador» de una posible manipulación en los mensajes. La defensa encargó un informe contrapericial que decía que no eran concluyentes ni se podía garantizar la autoría a través de Facebook de quien envió los mensajes.

El fiscal ratificó su solicitud de cinco meses de prisión e inhabilitación, la prohibición de comunicarse con la exasesora por un periodo de dos años y una indemnización de 3.000 euros.

La abogada de la acusación, Eleida Lances, se adhirió a la petición del Fiscal y declaró que la prueba pericial ha demostrado que «los mensajes no fueron manipulados , pues ya el acusado en instrucción había reconocido que era su perfil».

Por su parte, Raúl Miranda, letrado de la defensa, pidió la libre absolución «pues no se ha podido garantizar que es el autor de los mensajes».

Compartir el artículo

stats