Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tribunales | Sentencia condenatoria por acoso sexual

La condena al edil Yose Herrera abre una crisis de gobierno en Puerto del Rosario

El concejal garantiza la mayoría municipal a PSOE, Ciudadanos, Podemos y Nueva Canarias | La juez lo condena a cuatro meses de prisión y 3.000 euros

José Juan Herrera durante la celebración del juicio el pasado mes de junio. Al fondo, la víctima, Yaiza Sotorrio. | | CARLOS DE SAÁ (EFE)

El Juzgado de lo Penal número 2 de Arrecife con sede en Puerto del Rosario ha condenado al concejal del Ayuntamiento de Puerto del Rosario José Juan Herrera Martel, conocido como Yose, a cuatro meses de prisión e inhabilitación especial como autor de un delito continuado de acoso sexual y al pago de 3.000 euros a la víctima Yaiza Sotorrio, exasesora municipal, quien había presentado una querella criminal contra Herrera.

La sentencia abre una crisis en el gobierno municipal dado que Herrera garantiza la mayoría a PSOE, Ciudadanos, Podemos y Nueva Canarias. Todo apunta que el edil condenado abandonará el grupo de gobierno y renunciará a sus áreas, pero continuará apoyando al gobierno municipal desde el Grupo Mixto. La oposición la conforman Coalición Canaria (CC) y Partido Popular (PP)

El fallo declara probado que, entre mayo y septiembre de 2019, el acusado, «con manifiesta intención de satisfacer sus deseos de naturaleza sexual, realizó múltiples propuestas de idéntica naturaleza a través de redes sociales a la víctima, cargo de confianza en el meritado Ayuntamiento y compañera de trabajo de aquel, pese a ser conocedor de las constantes negativas de la misma, generando con ello una grave situación de ansiedad a la víctima». Además, la sentencia refleja la «existencia de un daño moral ínsito en la humillación y el temor que ocasionan».

La magistrada considera en su fallo que el clima creado por el acusado José Juan Herrera «a raíz de su conducta persistente y reiterada, son actos para generar en Yaiza Sotorrio una situación grave de ansiedad, produciendo los propios hechos probados por si mismo un daño moral que no requiere mayor prueba, pues es consustancial a la situación vivida».

La sentencia es susceptible de recurso de apelación en un plazo de diez días ante la Audiencia Provincial de Las Palmas.

La extrabajadora municipal Yaiza Sotorrio interpuso una querella criminal el 17 de julio de 2020 por un delito de acoso sexual continuado por parte de Herrera. Inicialmente, la denuncia también se dirigió hacia el alcalde de Puerto del Rosario, Juan Jiménez, como colaborador necesario al considerar que tenía conocimiento de los hechos y ni actuó ni puso los mismos en conocimiento de las autoridades competentes. Sin embargo, la denuncia contra el regidor fue archivada por el juez.

Sotorrio siempre mantuvo que el concejal condenado «empezó con miradas hacia el escote. Que subió al despacho en junio de 2020 y le manifestó “mira ves como tengo la mesa, preparadita, aquí se puede hacer de todo”. Posteriormente volvió a subir para llevar unos documentos y le dijo [el edil denunciado] que cerrara la puerta. «Cuando cerró me dijo, lo tuyo y lo mío qué, follamos o no follamos... «Tras responder Sotorrio que nunca iban a tener nada, Herrera le espetó « bueno, bueno ya verás...»

La oposición exige su cese

Coalición Canaria (CC) y Partido Popular (PP), ambos en la oposición del Consistorio capitalino, solicitaron al alcalde Juan Jiménez, tras conocer la sentencia condenatoria, el cese inmediato del concejal de Obras, Servicio y Comercio, José Juan Herrera.

Para los nacionalistas, Herrera «debe dimitir de su puesto inmediatamente, y si no lo hace, debe ser cesado por el alcalde, como conocedor de unos hechos que ocurrieron bajo su responsabilidad».

Por su parte, los ediles conservadores en el Ayuntamiento de Puerto del Rosario también reclaman al regidor, Juan Jiménez, «el cese inmediato de Yose Herrera tras la condena por acoso sexual». También, piden al regidor «que presente una cuestión de confianza por su apoyo constante al concejal condenado. Ningún gobierno puede sostenerse en el voto de un condenado».

Compartir el artículo

stats