Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Medio Ambiente | Recuperar las especies protegidas

Salvar las especies esteparias

La iniciativa del Cabildo, Reserva de la Biosfera y Wildlife comienza a mostrar sus frutos | Se ha logrado atraer especies como hubaras, corredor y gangas ortegas

Un grupo de hubaras canarias alimentándose en el comedero instalado en la Reserva de Aves Esteparias, en Lajares. La Provincia

Sin comida y agua no hay vida para la fauna salvaje en la isla. Por ello, una iniciativa de la Consejería insular de Sostenibilidad Medioambiental y la Reserva de la Biosfera junto a Wildlife pues en marcha hace meses trata de salvar las especies esteparias. Los primeros informes apuntan una importante presencia de estas aves en la Reserva de Aves Esteparias de Lajares, aunque todavía queda mucho camino por recorrer.

El futuro de la hubara canaria (Chlamydotis undulata) es incierto. El importante retroceso de esta especie protegida por los malos hábitos y usos en el territorio insular y, en especial, en sus áreas de ocupación, podría provocar la desaparición del símbolo faunístico de Fuerteventura en una veintena de años. Y con ella, otras especies esteparias podrían seguir la misma suerte.

Comida, agua, refugio y tranquilidad son los principales elementos para la supervivencia de la fauna salvaje en Fuerteventura. Este es el principal objetivo del proyecto denominado ‘Estrategia UMECAH para la conservación de la hubara, de las especies esteparias y del fomento de la biodiversidad’ que se viene desarrollando desde hace meses por parte del Cabildo de Fuerteventura y la Reserva de la Biosfera majorera conjuntamente con la Asociación Wildlife Estates.

El éxito que está teniendo el programa se puede visualizar en la Reserva de Aves Esteparias de Gavias de Garcel, en el municipio de La Oliva, donde se han instalado comederos, balsas de agua, plantaciones de alfalfa, cultivos hortícolas y otras especies arbustas que ha posibilitado que las especies esteparias como la hubara, el corredor o la ganga, entre otras, tengan una presencia importante en la citada área. Esta intervención ha originado también la atracción de las hembras reproductoras de hubara y de otras especies estepáricas, principalmente en la época de verano, que en la isla abarca desde abril a octubre. También se ha logrado crear una querencia de la fauna esteparia de ese entorno con la alimentación y el agua que se les ofrece de forma permanente.

Las hubaras adultas o con crías pueden desplazarse más de 20 kilómetros en busca de agua y comida

decoration

Los estudios han determinado que el radio de atracción para la fauna de estas áreas para especies esteparias, puede variar desde los 2.000 metros para las perdices morunas, los casi 15 kilómetros para el alcaraván majorero y para las gangas-ortegas y los más de 20 kilómetros para las hubaras adultas o hembras seguidas de pollos volanderos, pues es bien conocido el hábito trashumante de estas aves protegidas.

Otras especies protegidas, como esta ave rapaz, también acude a beber. | | LP/DLP

La Reserva de la Biosfera de Fuerteventura ha recibido más de 30.000 euros por parte de la Consejería de Transición Ecológica, Lucha contra el Cambio Climático y Planificación Territorial del Gobierno de Canarias para diferentes proyectos. De esta cuantía, 13.000 euros se dirigen al proyecto de recuperación de hábitats de aves esteparias.

La consejera insular de Sostenibilidad Medioambiental, Lola García, destaca los buenos resultados que está teniendo la iniciativa en Fuerteventura, «según informes de Wildlife. Un balance positivo de un proyecto que se inició en el área de Gavias del Garcel, como zona más destacada. Se trata de una de las reservas de aves estepáricas más importantes de Canarias tanto por sus dimensiones como sus características», señaló García.

En la zona se han acotado comederos y un bebedero permanente, además de plantaciones de alfalfa y árboles frutales que aumentan la disponibilidad de alimento y agua para estas especies. Todo ello, con el objetivo de aumentar la reproductividad.

El éxito del proyecto radica en encontrar agricultores comprometidos en varias zonas

decoration

«Una de las acciones con mayor importancia para la avifauna es el cultivo de las gavias. Una medida que aporta refugio y alimento en épocas de mayor escasez y además fomenta el cultivo de las gavias al estilo tradicional majorero, lo que añade un interés etnográfico a la iniciativa», apuntan de la Consejería de Sostenibilidad Medioambiental.

Un grupo de gangas ortegas bebiendo en la balsa construida en la Reserva. | | LP/DLP

El citado proyecto se ha iniciado en Gavias del Garcel como zona destacada, con la intención de seguir extendiéndose a otras ubicaciones para crear una influencia determinante sobre el territorio insular y la población de hubaras y especies asociadas. En la zona mencionada ya se han comprobado la presencia de hubaras y otras aves estepáricas, con una progresión positiva, especialmente de la avutarda y otras especies como la ganga o el corredor, aunque también se han podido localizar numerosas especies protegidas que acuden a la zona bien a alimentarse o beber.

Compromiso

La intensión de la Consejería de Sostenibilidad Medioambiental es ampliar las áreas para la conservación de las especies esteparias. A la ubicada en La Oliva, se contempla otra en Antigua y, en un futuro próximo en el municipio de Pájara, por haberse detectado un nivel de ocupación importante de estas aves.

El éxito de este proyecto pasa por la colaboración de agricultores comprometidos con esta causa. Es importante que cada una de estas áreas cuente con un propietario-colaborador comprometido. Este punto es el más determinante para alcanzar el éxito del proyecto y la permanencia del mismo a largo plazo.

Compartir el artículo

stats