La viabilidad de la desaladora de la zona Sur, a estudio con la ubicación todavía en el aire

La institución y el Ejecutivo autónomo buscan garantizar el suministro de agua en verano

Lola García y Manuel Miranda, durante la reunión de trabajo.

Lola García y Manuel Miranda, durante la reunión de trabajo. / LP/DLP

La Provincia

La Provincia

El Cabildo de Fuerteventura trabaja para construir una nueva planta desaladora de agua de mar en la zona sur de la isla y tratar de mitigar los efectos del desabastecimiento. Sin embargo, hasta el momento se desconoce la ubicación de la citada infraestructura hídrica, aunque la institución insular anuncia que se ha iniciado el expediente para estudiar la viabilidad de la citada planta.

La presidenta del Cabildo de Fuerteventura, Lola García, y el consejero de Aguas, Adargoma Hernández, se han reunido con el consejero y el viceconsejero de Aguas del Gobierno de Canarias, Manuel Miranda y Marcos Lorenzo, respectivamente, con el objetivo de seguir coordinando la hoja de ruta que permitirá mejorar el abastecimiento de agua en Fuerteventura. Estuvieron presentes, además, los gerentes del Consorcio de Abastecimiento de Aguas a Fuerteventura (CAAF), Francisco Hormiga, y del Consejo Insular de Aguas, Domingo Montañez.

Según indicaron Lola García y Manuel Miranda, no sólo se han coordinado acciones de manera inmediata para garantizar el suministro para la época estival, sino que se han abordado medidas a más largo plazo, como la nueva planta desaladora del sur.

En este sentido, el Cabildo de Fuerteventura y el Gobierno de Canarias revelaron que, «gracias a la coordinación entre ambas administraciones, el expediente para el estudio de viabilidad de esta nueva planta ya se ha iniciado». Se trata del estudio que permitirá determinar la ubicación de esta futura infraestructura, «muy necesaria para descentralizar la producción y mejorar el abastecimiento de agua en todo el territorio insular». Su construcción supondrá una inversión de alrededor de 30 millones de euros y se espera poder incluir en el próximo convenio de infraestructuras hidráulicas con el Estado.

Durante la reunión, se valoraron también las partidas presupuestarias que se incorporan para hacer frente a la emergencia hídrica en Fuerteventura. Entre ellas se incluye una partida de unos seis millones de euros con cargo a los fondos del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, que permitirán contar en la planta desaladora de Puerto del Rosario con nuevas bombas, cuadros eléctricos y membranas de ósmosis inversa, así como mejoras en la depuradora de la capital.