Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alevines (19a jornada)

Victoria que pone al Goleta con la proa hacia el título y el ascenso

Reacciona de inmediato al gol del Santidad y en el espacio de tres minutos decide el partido tras dar la vuelta al marcador

Los equipos alevines del Santidad y Goleta se jugaron la mayor parte de sus opciones para quedar campeones y, en consecuencia, ascender a la Preferente en este partido del que salió ganador el equipo visitante que adquiere una ventaja decisiva pese al inesperado tropiezo que había sufrido entre semana al perder 5-2 con el Sardina B en el partido aplazado por la huelga.

Todos sabían lo que se jugaban en el Javier Armas, una instalación en el barrio aruquense de San Francisco Javier con un campo demasiado pequeño para alevines de segundo año y que requiere de obras urgentes para que se convierta en un campo digno dotado de grada y vestuarios como mínimo.

El partido fue disputado al máximo desde el primer al último minuto, con dos equipos que se presentaron en busca de la victoria y que trataron de exprimir al máximo las jugadas de estrategia en un terrero de reducidas dimensiones.

Las defensas resolvían todos los problemas hasta que Juan, desde la derecha, abrió el marcador a favor del Santidad con un sensacional disparo cruzado. Fue como un reactivo para el Goleta que ya tenía en cancha a su mejor jugador, Adrián Falcón. En un abrir y cerrar de ojos se adelantó el Goleta tras un remate de Aimar por bajo; Paris, al recoger un rechace, y en una acción individual de Adrián.

Casi todas las opciones de marcar se registraron en lanzamientos de falta y Adonay, el alevín del Santidad con cuerpo de cadete, logró marcar en una de ellas, tras dar el balón en el larguero. Era el 2-3, pero el Goleta era superior, controlaba el medio campo y Adrián volvió a sacar a relucir su eficacia y técnica. Primero al aprovechar un balón repelido por el portero local y poco después, con una genialidad, lo mejor partido, para alojar desde lejos el balón en el fondo de la portería para poner el 2-5 definitivo.

Airán mandó un balón al larguero y el balón pareció que picó dentro de la portería, pero el árbitro no concedió en esta ocasión el gol. Pudo ser el 3-5, pero el partido lo controló y dominó el Goleta, que cuenta ya con el gol average a favor y una ventaja que puede ser determinante si no vuelve a pinchar en lo que queda de competición.

Compartir el artículo

stats