20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Infantiles (20ª jornada)

Golpe del Claret, que se alía con el viento para vencer al Barrio

El equipo claretiano hace valer el gol de Bernardo para sumar tres puntos de oro ante un rival que merece el empate

Un momento del partido.

Un momento del partido. SABRINA CEBALLOS

El título y la categoría Preferente para la próxima temporada está mucho más cerca del Claret después de una nueva victoria sobre el Barrio Atlántico en un partido condicionado por el fuerte viento que impidió ver el fútbol de calidad que practican los dos equipos.

El Claret tuvo más fortuna con su gol, con un toque con la puntera de Bernardo, el mejor atacante local, y la gran colaboración del viento para batir a Airan. El Barrio tuvo sus oportunidades y hasta el final peleó sin suerte por un empate que mereció, aunque no era suficiente porque necesitaba ganar.

Con el viento a su favor, el Barrio Atlántico trató de llevar la iniciativa en la primera mitad. El dominio territorial era bien contrarrestado por la defensa del Claret, que no dejó huecos ni opciones para que el conjunto visitante sacase rendimiento a lanzamientos desde lejos que, con la ayuda del viento, podían hacer mucho daño.

Mucha lucha, pero pocas posibilidades para marcar en esta primera mitad. La mejor, en un saque de esquina raso que casi sorprende a David y el posterior rechace es rematado y sacado por un defensa claretiano bajo los palos.

Bernardo dispuso de la mejor oportunidad de gol para el Claret, pero el jugador,escorado a la banda derecha, remató fuera.

En la segunda parte se invirtieron los papeles. Jugar a favor del viento benefició enseguida al Claret, que desde los primeros minutos puso cerco al Barrio y a los cinco minutos Bernardo, con un sutil toque con la puntera hace el 1-0 con la ayuda del viento, que dejó al portero Airan sin reacción.

El Claret aprovechó bien esa ventaja para controlar el partido. Buscó la contra para liquidar el partido, pero ya sus ocasiones no fueron contundentes. El Barrio hizo un gran esfuerzo, nunca se dio por perdido y se vacio para cambiar la suerte del partido, sabiendo que el empate le perjudicaba.

La buena defensa del equipo local se vio desbordada en los últimos minutos y la igualada estuvo en manos de los jugadores de Tanausú Évora, que no tuvieron su día porque el viento les perjudicó ante un buen equipo, que es líder por méritos propios.

Compartir el artículo

stats