Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Derrota que acaba en celebración

El Agüimes ingresa en la cadete Preferente después superar por 5-4 en el global de la eliminatoria al San Mateo

Algunos jugadores del Agüimes justo después de la finalización del encuentro con el San Mateo.

Algunos jugadores del Agüimes justo después de la finalización del encuentro con el San Mateo. QUIQUE CURBELO

El Agüimes ingresa en la cadete Preferente después superar por 5-4 en el global de la eliminatoria al San Mateo, por lo que la derrota en la vuelta por 1-2 el sábado no evitó que los jugadores de Alexis Bordón celebraran este importante logro. Una derrota celebrada después de un mal partido, probablemente a causa de la ansiedad y el abuso de los balones en largo.

En realidad la eliminatoria se decidió en San Mateo, donde el Agüimes obtuvo una decisiva renta al salir ganador por 2-4. El equipo sanmateino necesitaba una victoria por 3-0 y ese objetivo fue realmente complicado, aunque no imposible tal y como se desarrolló el partido de vuelta.

El San Mateo tuvo que arriesgar y fue el que más atacó, pero lo hizo abusando de un fútbol directo y tratando de aprovechar las acciones a balón parado. Tuvo más posesión de balón, pero sus ocasiones no fueron claras y sólo en su mejor combinación, con pase en largo de Ale Rosa sobre Ayoze sirvió para acortar las diferencias. El Agüimes parecía nervioso y sólo Víctor generó la situación más favorable para sentenciar de los locales, pero su disparo cruzado se marchó fuera por poco. Por último, Ayoze tuvo otra ocasión para que el San Mateo redujera de forma sensible la diferencia.

La segunda parte tuvo más emoción que buen juego, porque tal y cómo se desarrollaba el partido no se podía descartar la sorpresa. El Agüimes estaba incómodo en su propio campo y el San Mateo lo intentaba todo porque ya no tenía nada que perder.

Carlos llevó la tranquilidad al equipo local al aprovechar una indecisión de la defensa visitante, y él mismo recogió el rechace del larguero para hacer el 1-1. El San Mateo ya lo tenía casi imposible, aunque volvió a ponerse por delante en un lanzamiento desde fuera del área de Ayoze que Borja no acertó a detener. Quedaba poco tiempo, pero las fuerzas eran menos y los cambios tampoco resultaron decisivos.

El Agüimes supo mantener la calma e incluso en los últimos instantes pudo evitar la derrota por medio de Luis, que desbordó al portero pero no pudo cruzar a gol con la puerta vacía.

El partido se jugó con deportividad y al final los vencedores supieron consolar a los vencidos y posteriormente celebrar este histórico ascenso que lleva al Agüimes hasta la cadete Preferente.

Compartir el artículo

stats