Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Heidelberg evita que el Guiniguada festeje su ascenso

El vencedor y el líder del grupo IV están igualados a falta de sólo dos jornadas

Óscar intenta despejar el balón junto a Joaquín y Ale.

Óscar intenta despejar el balón junto a Joaquín y Ale. QUIQUE CURBELO

La cabeza del grupo IV se ha puesto al rojo vivo con la victoria a domicilio del Heidelberg sobre el Guinguada Apolinario, que no pudo celebrar el sábado ni el título ni el ascenso porque un gol de Javi en los últimos instantes lo impidio.

Emoción al máximo con el Unión Viera B como juez en las dos últimas jornadas y también Las Coloradas, dos equipos de la zona alta de la tabla. El Guiniguada tiene que jugar dos partidos y el Heidelberg sólo uno. En teoría la ventaja es para el equipo del Lomo Apolinario, pero primero tiene que ganar al Viera y después como mínimo empatar con Las Coloradas. El Heidelberg descansa la próxima jornada y en la última recibe al Viera B. Más emoción, imposible. El que falle se queda sin nada.

De la importancia del partido jugado el pasado sábado, con un buen ambiente, dieron buena cuenta los jugadores que se entregaron al máximo, lucharon por todos los balones y la igualdad fue notoria, tanto que el duelo entre los dos primeros pudo haber acabado en un empate como en la primera vuelta. Pero el Heidelberg fue más contundente, como lo demuestra la calidad de sus remates.

En una primera parte equilibrada y con contadas oportunidades para marcar, un duro disparo del defensa Manu puso por delante al equipo de Óliver Herrera, justo después de haber tenido los jugadores de Yurena de la Nuez la mejor ocasión para abrir el marcador, con disparo de Pablo al poste y posterior remate fuera de Iñaki.

Lo mejor se dejó para la segunda parte. El Guiniguada salió más concentrado e Iñaki aprovechó un descuido de su rival para hacer el 1-1 elevando el balón por encima del portero. Y minutos después puso por delante a su equipo con un centro desde la izquierda que es cabeceado pr Carlos ante el delirio de sus compañeros y afición.

Ese momento fue importante, porque el equipo local perdió la concentración y sobre la marcha Joaquín hizo el 2-2 con un duro disparo que no pudo atajar Adexe.

Y después un libre indirecto casi lo aprovecha Jorge para poner a los visitantes por segunda vez por delante. El Guiniguada reaccionó, no se conformaba con el empate, que no era mal resultado, y fue a por la victoria. Metió atrás al Heidelberg y estuvo cerca del gol, pero sin embargo se vio sorprendido por una acción individual de Javi, el más alto de todos, que superó a la defensa para hacer un buen gol que le dio la victoria a su equipo, que celebró estre triunfo después de un partido de poder a poder que tiene como consecuencia el que el campeón de liga no se conocerá hasta la última jornada

Compartir el artículo

stats