Hoy termina la polémica con el cambio de nombre de la avenida del tenor canario por la de Párroco Luis González. Es verdad que había unanimidad por respaldar a don Luis, como lo conocen todos en el pueblo, pero hay vecinos que no entendieron que se quitara la calle al artista grancanario más universal. Lo que se entiende por vestir un santo desvistiendo a otro. Nunca mejor dicho.

Agrupación de Electores por Tejeda, con mayoría absoluta en la corporación al desbancar al PP y mandarlo a la oposición, aprobó el cambio en un pleno celebrado en julio, lo que enojó a los populares, ya que ellos fueron los que decidieron en su día dar el nombre de Kraus a la polémica avenida.

El nuevo alcalde, Francisco Perera, asegura que la decisión de poner una calle al párroco, que es además hijo predilecto de Tejeda, se tomó "porque así lo desea la inmensa mayoría del pueblo, por no decir todos los tejedenses". La portavoz de la oposición, Alicia Vega, estima una desconsideración quitarle el nombre de la avenida al tenor, "que tanto ha dado a la isla y que tan bien cantó la canción Sombra del Nublo por todos los rincones del mundo".

Perera, no obstante, anuncia que el Centro Cultural de Tejeda se llamará Alfredo Kraus en homenaje al tenor. "En Tejeda no tenemos nada contra Kraus, por eso tendrá su espacio en un edificio importante, pero también queremos reconocer a los naturales del pueblo".

Al acto del domingo acudirán los alcaldes de los municipios donde Luis González Hernández ha ejercicio el sacerdocio en los últimos sesenta años: Teror, Mogán, San Bartolomé de Tirajana y Tejeda. El octogenario cura nació y vive a poco metros de la calle que llevará su nombre.