El Cabildo de Gran Canaria recuperará el museo etnográfico Cho Zacarías, en San Mateo, para fomentar el atractivo turístico de las medianías de la Isla, según señaló ayer el consejero insular de Turismo, Melchor Camón, al alcalde de San Mateo, Antonio Ortega, en la visita oficial que hizo al municipio.

Actualmente el museo, que tiene una antigüedad de 45 años, está abandonado y pesa sobre él un embargo bancario, por lo que pertenece a La Caixa, cuyo representante también estuvo presente en la reunión. Tiene una deuda de más de un millón de euros (el mismo valor que las piezas etnográficas que guarda), pero el consistorio ha anunciado su intención de adquirirlo si cuenta con ayuda del Cabildo y del Gobierno autónomo.

"Se trata de un edificio singular con muchas posibilidades como inmueble público, por lo que el Cabildo está de acuerdo con nuestra propuesta de recuperar sus instalaciones. Haremos un tripartito incluyendo al Gobierno de Canarias, con cuyo presidente, Paulino Rivero, ya he hablado sobre el asunto y se encuentra muy receptivo. Queremos que vuelva a ser el segundo museo etnográfico más importante de la Isla", tras el Canario, dijo Ortega.

El consejero y el alcalde recorrieron el mirador abandonado de Montaña Cabreja, que es actualmente una escombrera y cuyas instalaciones están muy deterioradas. "También queremos recuperar estas instalaciones, además de la Bodega Insular, que está en desuso".

La Bodega Insular es propiedad del Cabildo, aunque está levantada bajo un suelo cuyo titular es el consistorio veguero. El alcalde propuso que sus instalaciones fueran usadas para la embotelladora de agua que pretende inaugurar en la vega.

Ortega hizo otras propuestas al Cabildo: un banco de tierra, una oficina de información turística y una quesera artesanal, que podría ir ubicada dentro del museo Cho Zacarías en una zona dedicada a la artesanía "que podría ser un atractivo turístico para todos los visitantes".

La comitiva visitó también Cruz de Tejeda. El alcalde planteó al consejero tres problemas: la apertura de baños públicos, sin conexión con la red de alcantarillado; fecales; la limpieza del entorno y el adoquinado y embellecimiento de la zona semipeatonal.