El artista Manuel Lorenzo entregará mañana viernes una talla de San Gregorio a la asociación de vecinos del mismo nombre de Telde, que se la encargó expresamente con el objeto de sacarla en procesión en las próximas fiestas de San Gregorio el Chico. Lorenzo ha estado trabajando en esta escultura en los últimos tres meses y la terminó esta misma semana.

Manuel Lorenzo, de 68 años y natural de Vegueta (Las Palmas de Gran Canaria), se jubiló hace tres como funcionario del Ayuntamiento de Telde, donde ha vivido la mayor parte del tiempo, aunque en la última década ha fijado su residencia en Valsequillo, donde trabaja en un local de la Casa de la Cultura que le ha cedido el ayuntamiento.

"El Ayuntamiento de Valsequillo me ha dejado un espacio en la Casa de la Cultura para poder hacer yo mis trabajos. Yo empecé a trabajar las tallas de madera pero luego me marché a la Península, donde estuve jugando al fútbol profesional en el Zaragoza, Huesca y Extremadura. En aquella época no se ganaba lo de ahora, qué va, ojalá. Fui el jugador más caro en el Huesca en el año 63. De hecho hay una crónica del periódico LA PROVINCIA del año pasado en el que me llamaban galáctico", señala el artista.

El escultor ya tiene talladas en madera varias figuras religiosas que se encuentran en diversas iglesias de Telde, además de otras obras, como la del salón de plenos del ayuntamiento de la Ciudad de los Faycanes.

"Siempre he trabajado desde mis inicios la talla de madera, pero me he ido ampliando con la escultura, que es lo que más me gusta, aunque también la pintura. La talla ya no me alcanza para mi plena realización y prefiero más una escultura en madera o una pintura. La talla la seguiré tendido porque hay cosas que me vienen por encargos, pero lo que más me gusta actualmente es la escultura y la pintura", manifiesta.

El tallista afirma que "a veces me traen encargos, como es el caso de San Gregorio el Chico, y otras veces hago mis esculturas y se venden. Ahora mismo tengo dos esculturas que están vendidas y que me compró una señora para donarlas al Ayuntamiento de Telde. Las tengo aquí en el taller".

Manuel Lorenzo hizo el salón de plenos de Telde cuando trabajaba en el ayuntamiento. "También tengo cristos y otras figuras. En varias iglesias hay trabajo míos, como el trono de San Gregorio. En Jinámar tengo a San Juan Bosco, una escultura mía también de madera?".

"Normalmente hago esculturas religiosas para iglesias porque es lo que me encargan, pero yo puedo hacer cualquier otra escultura. En realidad son esculturas o bien para el ayuntamiento o religiosas para la Iglesia", añade. En la Administración pública solo ha trabajado para el Ayuntamiento de Telde, donde estuvo doce años consecutivos en el área de Cultura como funcionario. Aunque su nombre es Manuel Lorenzo González, "muchos me conocen como Manolín porque era el nombre de guerra cuando jugaba al fútbol. Ahora tengo 68 años y me cuesta trabajo que me llamen Manolín, como si fuera un chiquillo chico".

El presidente de la asociación Los Llanos de San Gregorio de Telde, Francisco Martín, señaló que "este es el primer encargo que hacemos a Manolín porque no teníamos la imagen del santo, que a partir del viernes quedará instalada en nuestros locales".

Los vecinos teldenses recaudaron 2.000 euros para financiar la talla de San Gregorio.