El Ayuntamiento de San Bartolomé de Tirajana confiará a la empresa pública Gesplan, dependiente del Gobierno de Canarias, la renovación de las zonas turísticas del municipio, desde Bahía Feliz a Meloneras. El alcalde sureño, Marco Aurelio Pérez, adelantó ayer que el próximo Pleno Ordinario autorizará un convenio entre ambas entidades para ejecutar el Plan de Modernización que está elaborando la propia Gesplan y que se aprobará en los primeros meses de 2012. De hecho, la sociedad pública ya tiene en marcha 34 operaciones de renovación o rehabilitación de infraestructuras turísticas.

El anuncio del convenio llega en plena polémica sobre el papel de Gesplan, ya que varias organizaciones empresariales y colegios profesionales le acusan de competencia desleal por acaparar la mayor parte de las obras públicas que se están realizando en el Sur. Al respecto, el alcalde dijo que el Ayuntamiento "no se va a meter en las peleas de los colectivos profesionales", pero rechazó la idea de que Gesplan le va a quitar trabajo a los arquitectos, los ingenieros o al propio Consorcio para la Rehabilitación Turística. El crecimiento de Gesplan también está detrás del enfrentamiento entre el consejero Domingo Berriel y los empresarios grancanarios.

Inversiones

"El Ayuntamiento y Gesplan estamos trabajando a diario y coordinando a la iniciativa privada para que las inversiones se realicen en el plazo más corto posible", aseguró Marco Aurelio Pérez durante un encuentro con el Foro Intersectorial de Gran Canaria, convocado para que el gerente de Gesplan, Rafael Castellano, explicara el contenido del Plan de Modernización en el ámbito de la oferta turística complementaria.

Tras reiterar que en la modernización turística "no sobra nadie, ni el Estado ni los inversores privados", el alcalde señaló que el próximo año habrá unos 20 millones de euros de inversión pública, de los que cinco millones corresponden al Gobierno canario, ocho millones a los fondos acumulados por el Consorcio y el resto a otras instituciones. "Este dinero no es suficiente, pero podemos ir reconstruyendo el destino turístico si lo invertimos bien", añadió Pérez.