El presidente del Cabildo, José Miguel Bravo de Laguna, se comprometió ayer con el alcalde Arucas, Ángel Víctor Torres, a tener listo en verano del próximo año el proyecto de la Variante, que supone trazar una carretera desde Bañaderos hasta San Andrés. El proyecto que se recoge en el Plan Territorial Parcial del Litoral del Norte (PTP15) deberá ser remitido después al Gobierno canario para su ejecución.

El alcalde de Arucas aprovechó la primera visita de este mandato que hizo ayer el presidente del Cabildo al municipio para plantearle la importancia de mantener la financiación del Plan Especial del Norte, que permitió a Arucas disponer de unos cuatro millones de euros que se destinaron a habilitar el carril bici en las calles del casco. Asimismo, el alcalde socialista expuso a Bravo de Laguna su preocupación por el incremento de la tasa de vertedero, que se va a multiplicar por ocho, lo que supondría para Arucas pagar casi 800.000 euros ya que ahora este canon supone unos 100.000 euros anuales.

El presidente del Cabildo se interesó por conocer de primera mano el destino de las inversiones de la corporación y por ello aprovechó para acercarse al campo del barrio de San Francisco Javier y también el paseo peatonal con carril bici, que interconectará varios distritos, que supondrá un gasto de casi un millón de euros. Bravo de Laguna destacó que este carril bici contribuirá a mejorar la vida de los vecinos y es el tipo de actuaciones que hay que seguir realizando desde "un Cabildo volcado con todos los municipios de la Isla".

En un discurso en el Ayuntamiento de Arucas, el presidente del Cabildo destacó el alto grado de cumplimiento que desde la toma de posesión del cargo ha tenido con los alcaldes de la Isla, a los que convocó en Agaete. Asimismo, Bravo de Laguna confió en que el gobierno de la Isla pueda contribuir a la lucha contra el paro, que en Arucas afecta a unas 5.000 personas, entre otras medidas, con la vuelta al Plan de Cooperación Municipal que prevé una inversión de 42 millones de euros para los próximos cuatro años, y que una parte proporcional está incluida en el presupuesto de 2012. En este sentido, indicó que en el presupuesto insular para el próximo año de 445 millones de euros contempla un aumento de la inversión en obras públicas y en asuntos sociales, así como una reducción en casi un cuatro por ciento de los gastos superfluos.