El presidente del Gobierno canario, Paulino Rivero, señaló ayer en Mogán que el Ejecutivo autónomo dará prioridad a la hora de invertir en la mejora de las infraestructuras de los municipios turísticos a aquellas zonas donde "los empresarios den un paso al frente en la rehabilitación". Rivero, que asistió ayer a la presentación del Plan de Modernización de Playa de Mogán, elaborado por Gesplan, aseguró que el Gobierno canario a través del convenio con el Estado dispondrá de 54 millones de euros este año para afrontar la mejora de los espacios públicos turísticos, pero remarcó que "habrá inversión pública donde se mueva la inversión privada".

Ante cerca de un centenar de empresarios de Mogán, el presidente del Gobierno canario y consejero de Turismo enfatizó que "hay que empezar a hacer las cosas de otra manera para reforzar la competitividad del sector turístico, que además es el sector clave de la economía canaria". Rivero incluso se atrevió a advertir en este foro en el que también estaban el presidente del Cabildo, José Miguel Bravo de Laguna, el alcalde de Mogán, Francisco González, así como los consejeros de Política Territorial del Ejecutivo, Domingo Berriel y del Cabildo, Ana Kurson, que "si no apostamos de verdad por el turismo tendremos que emigrar".

Debilidades

Si bien 2012 se presenta como un buen año turístico y en 2011 se alcanzaron cifras récord de ocupación, Rivero reiteró que estos datos no pueden retrasar el momento de empezar ya a reconvertir lo obsoleto para adaptarse a los nuevos tiempos. "Vivimos un momento dulce en turismo pero hay que ver las debilidades para no tener baches en el futuro" concluyó.

Tras detallar las principales intervenciones públicas y algunas incluso de ámbito privado como un club náutico, un mirador y un restaurante en la zona del espigón, que se pueden llevar a cabo en Playa de Mogán, Rafael Castellano, gerente de Gesplan, dijo que el objetivo de dicho plan es, de un lado, que esta zona de Mogán pueda dar el salto a la modernización y de otro que los empresarios se animen a presentar sus proyectos de reforma. Castellano dijo que el lema elegido de esta actuación en Mogán es "un refugio entre dos velas" porque refleja lo que ofrece esta zona: tranquilidad en un ambiente marinero.