La Agrupación Cultural Sol y Viento de Vecindario es el grupo musical más veterano de Santa Lucía de Tirajana. Tras la disolución de los antiguos clubs juveniles promovidos en la etapa franquista, en 1991 un grupo de personas fundan la agrupación musical que sigue viva e ilusionada con el siempre presidente Ruperto Armas Reyes, quien solo participó en el famoso grupo de verbena Los Gramis. Sol y Viento lleva desde 1983 conciertos anuales coincidiendo con el día de Santa Cecilia, patrona de los músicos. Entre sus proyectos están la creación de una coral infantil y un grupo de baile adulto.

"Elegimos en 1991 el nombre de Sol y Viento porque era una referencia de Vecindario y de los instrumentos de viento que teníamos". Así lo expresa su presidente, Ruperto Armas Reyes, tras indicar que tal elección se produjo tras rechazarles los de Asociación Cultural de Vecindario, de San Rafael y de La Cerruda, por estar inscritos. "Fue un acierto el nombre con el que llevamos ya más de 30 años formándonos y actuando con una banda con más de 30 músicos", apuntó.

Gracias a tal colectivo, quienes querían aprender música y tocar instrumentos podían hacerlo en Vecindario. "Mi padre intentó varias veces entrar en el Conservatorio de Las Palmas, pero nunca lo logró por ser de fuera de la capital. Eso le empujó a poner en marcha la asociación musical", comentó la secretaria, Raquel Armas.

Según Ruperto Armas, desde 1979 la actividad principal de la asociación fue la creación y gestión de una banda de cornetas y tambores, a la cual se unió un grupo de mayores al poco tiempo. Después, ofrecieron clases de fotografía, clases de teatro, taller de cerámica, conjunto musical pop, grupo folclórico, recogida y reparto de juguetes en reyes. En 1980 iniciaron las clases de instrumento de viento, lo que conllevaría la formación de la primera banda de música del sur.

El párroco de San Rafael de entonces, Santiago Pérez Mesa, donó 100.000 pesetas para la compra de instrumentos, lo que representó un gran impulso a la asociación que ensayaba en diversos locales privados hasta que el Ayuntamiento les cedió un terrero que inauguraron en 2010.

La primera formación de la banda la componían 15 músicos bajo la dirección "por el exmilitar don Segundo, siguiéndole Juan Truyol Marí", apuntó Raquel Armas. Después, el que fuera percusionista Juan Antonio Suárez González ha sido quien ha llevado la batuta de la banda santaluceña, que interpreta todo tipo de género musical.

En los últimos años, la Asociación Cultural Sol y Viento también ha creado una agrupación folclórica, una agrupación de flautas dulces y una agrupación de música moderna. Desde 2005 se han efectuado talleres de verano.

Forman parte de la asociación Sonia Armas, Arantxa Méndez, Lali Suárez, Luis Vega, Yamila González, Rubén Gil, José Navarro, Alexandra Santana, Pío Milano, Christian Armas, Bea Santana, Sonia López, Andrea Medina, Elizabeth Martel, Diana Zapata, Raquel Armas, Elena García, Álex Azmani, Íker Melián, Carmelo Moreno, Alfredo Méndez, Pedro Santana, Carlos García, Javier Armas, Rubén Trujillo, Paulino Rodríguez, Ovidio González, Juan Martínez, Reinhard Ruckers, Alberto Marrero, José Encinoso, Adex Alonso, Samuel Vega, Jorge Abdel-Nur y Juan Antonio Suárez González.