"La disposición de casetas para las ONG en nuestras ferias es una apuesta por el sentimiento solidario que existen en el Sureste". Así lo indicó ayer el gerente de la Mancomunidad, Rafael Sánchez. "Hay muchas personas en la comarca que ofrecen su tiempo gratuito hacia los demás", añadió.

Sánchez apuntó que en esta edición no solo hay ONG del Sureste que trabajan con personas con el síndrome de down, enfermos mentales, con necesitados de Canarias y del Tercer Mundo, de atención a trastorno de déficit de atención hiperactividad TDAH, y taller ocupacional de Cruce de Arinaga, sino también se ha habilitado un espacio para el centro de personas con discapacidad física y psíquica del Tablero de Maspalomas.

Para la concejala de Comercio de Agüimes, María Suárez, "la feria no solo tiene que ser una fiesta, sino un acto solidario con las personas que lo están pasando. Además, se dan cabida también a los productos que elaboran las ONG con las personas con dificultades físicas y psíquicas, que le dan un mayor valor". "Aquí nos involucramos todos los sectores y convertimos también la feria en un acto solidario", insistió la concejala.

Una de las muestras es la tienda municipal de Comercio Justo Manshira (trabajo solidario en Colombia) también tenía su puesto en las casetas de Santa Lucía. "Queremos que la gente compre estos productos distribuidos por ONG con un precio justo para las personas que trabajan en el tercer mundo y evitar que no se esclavicen a las mujeres y a los niños", indicó Fela Estupiñán. "Queremos promover la solidaridad y vemos cómo la gente que conocen estos productos vuelven a comprarlos porque son muy buenos y ecológicos", añadió.

En el mismo sentido, se pronunció Rosalina López, quien valoró como "muy positivo que las ONG que son serias y trabajan con colectivos más necesitados se les permita un espacio en la feria. Es una forma de ayudarles y de cultivar la solidaridad en un momento difícil para los colectivos con dificultades".

La gerente de Asdownsur, Carmen Delia García, destacó como "bastante positivo el hecho de disponer de una caseta para darnos a conocer e invitar a la gente a ayudarnos comprando nuestros almanaques". "Necesitamos mucha ayuda porque se nos recorta por todos los lados", expresó. Con sus 302 socios, esta ONG ya prepara su gala benéfica del tres de diciembre que se celebrará en el Teatro Víctor Jara de Vecindario

Asimismo, Noly Gil, monitora de la asociación de salud mental Afesur, vio "muy apropiado su presencia en la feria, porque es una oportunidad de vender lo que hacemos los casi 300 socios en el taller prelaboral ocupacional". En su tienda disponen de cerámicas, bisutería, encuadernación y diversos objetos de ocio.

Actividades infantiles

Por otro lado, los niños participaron en las diferentes actividades infantiles, sobre todo las animadas por Duendes Mágicos. Muchos padres aprovecharon las visitas de la tarde para que sus hijos contemplaran los diferentes puestos.

En el mismo sentido, los casi 500 escolares del Centro de Educación Infantil y Primaria Tamarán disfrutaron de la muestra artesanal. Para la profesora Juani Benítez, "el objetivo es que los niños conozcan la artesanía que se elabora en Canarias, bien por artesanos canarios, bien por personas que se han acogido y trabajan nuestra cultura". "Es una feria que ya cuenta con renombre en todos los pueblos", destacó. La estudiante Pilar Ascanio manifestó que todos ellos estaban encantados con lo visto. "Nos han gustado las muñecas y los muñecos", dijo Salomé Díaz.