El grupo de gobierno de San Bartolomé de Tirajana podrá dar el próximo lunes el visto bueno a las licencias de derribo y construcción del hotel Oasis. El alcalde, Marco Aurelio Pérez, aseguró ayer que la decisión que daría vía libre a Riu para demoler y levantar un nuevo establecimiento alojativo en Maspalomas se tomará tras analizar con los técnicos municipales los informes que resuelven las alegaciones presentadas por las empresas que se han personado en el expediente de Riu. Aunque el departamento de Urbanismo informó en diciembre de 2012 a favor del proyecto de Riu, las licencias de derribo y edificación se paralizaron al dar el Ayuntamiento trámite de audiencia a los grupos Lopesan y Seaside Hotels.

Marco Aurelio Pérez manifestó que el expediente de Riu tiene que resolverse definitivamente el lunes, en tanto que el plazo, ya prorrogado, se vence el 30 de marzo. Además, subrayó que la respuesta al proyecto del Oasis se tenía que haber dado antes del pasado 23 de febrero, fecha en la que se cumplían los tres meses desde que la cadena mallorquina solicitó el permiso de demolición, pero, tal como recordó, el Ayuntamiento optó por aplazar un mes la resolución del expediente al reclamarle el Cabildo de Gran Canaria más documentación sobre el hotel de Riu, para unirla al expediente de Bien de Interés Cultural (BIC) que solicita la empresa Lopesan.

Expediente

El concejal de Planeamiento Urbanístico, Fernando González, manifestó que el expediente que tramita el Cabildo es independiente de la licencia municipal, y añadió que el Ayuntamiento no tiene porqué dar ahora alguna explicación a la corporación insular, que ha pospuesto un mes más la decisión sobre el BIC. González puntualizó que si el lunes se aprueba el proyecto de demolición "corresponderá a Riu decidir si corre el riesgo de derribar o esperar a que el Cabildo decida si incoa o no el expediente de BIC".

Al respecto, el presidente del Cabildo, José Miguel Bravo de Laguna, dijo que dará la respuesta "lo antes posible", pero advirtió que "es un asunto polémico que requiere de los mejores informes técnicos". Frente a las críticas por el retraso, señaló que el Cabildo "no actúa por capricho".