El Ayuntamiento de Telde multó meses atrás a la empresa Santiago Santana Artiles SL con una sanción de 15.000 euros por no concluir en tiempo y forma la obra de rehabilitación de la plaza pública de Clavellinas, según indicó ayer el concejal delegado de Contratación del consistorio, Francisco López. Los trabajos, que formaban parte del plan de obras concertado con el Cabildo de Gran Canaria, iban a durar tan sólo un mes y tenían, como principal cometido, el soterramiento de un poste con cableado eléctrico de la empresa Endesa, que debería suministrar corriente a las cuatro farolas previstas en dicho espacio público. El caso es que, cinco años después de que se impulsase esta intervención, la obra se encuentra paralizada y está pendiente de que el consistorio la rescinda para sacarla de nuevo a concurso.

Fuentes del grupo de gobierno de Telde destacaron ayer el hecho de que la sanción impuesta a la compañía, a la que también se le tiene previsto incautar la fianza, es la primera que se le aplica a una constructora en la localidad por parte del pacto (PP, Ciuca y CC). También recalcaron que el propietario de la misma es cuñado de Marcelo Ramírez, exalcalde de Valsequillo y que durante el mandato anterior (2007-2011) ejerció como asesor en el área de Obras Públicas, con Francisco Santiago al frente de la Alcaldía.

Además de la obra inconclusa de Clavellinas, a Santiago Santana Artiles SL se le adjudicaron otra serie de proyectos. Entre ellos hay otros dos, que suponían obras en el interior y en el exterior del 'nuevo' Ayuntamiento, en el edificio de El Cubillo, que no han sido finalizados. El pacto también rescindirá estas dos obras.