El consejero de Agricultura del Cabildo, Francisco Santana, abrió ayer los sobres que guardaban el nombre de las tres empresas productoras de aceite de oliva en la Isla galardonadas en la II Cata de Aceite, celebrada el sábado en Santa Lucía de Tirajana. El primer premio recayó en la productora Oro Canario de Agüimes, el segundo premio para la empresa Olivo Canario de Telde y, por último, Falcon Cresta, de Agüimes, se alzó con el tercer premio. Al acto también asistieron los representantes de varias almazaras de la Isla.

Los datos manejados por la Consejería de Agricultura revelan que las distintas almazaras localizadas en Gran Canaria registraron durante la cosecha de 2012 un total de 50.000 litros de aceite de oliva, una producción que, según Francisco Santana, "no sólo ha aumentado en los últimos años en cuanto a volumen, sino también en calidad". La totalidad de la producción se destinó al consumo local.

Tradicionalmente, el cultivo del olivo ha formado parte del paisaje de las medianías del Sureste de la isla de Gran Cana- ria, ya que desde el siglo XIX se viene recogiendo aceitunas y produciendo aceites en esta comarca.

En la II Cata de Aceite participaron, además de las citadas almazaras ganadoras, Los Barros, que se encuentra en el municipio de Agüimes; La Caldera de Tirajana, con un aceite producido por la Asociación de olivareros Asoligran; Santa Lucía de Tirajana, que produce el Ayun- tamiento de Santa Lucía de Ti-rajana con aceitunas de los oli-vareros del municipio. Y, por último, Caserío de Temisas, una marca impulsada por el Ayun- tamiento de Agüimes, con aceitunas obtenidas de los olivare-ros de la localidad.