Un billete de guagua por dos kilos de alimentos imperecederos. Ese es el precio que ha puesto el Ayuntamiento de Telde para los interesados en ir a las fiestas del Pino y que hasta ahora ha logrado llenar diez vehículos, con 50 pasajeros cada uno. En total, la propuesta del consistorio local ha recibido la adhesión de 500 vecinos que han donado una tonelada de comida. La ciudad de los faycanes estará bien representada en la villa mariana. La iniciativa, según explicó Agustín Pérez, edil de Festejos, "pretende fomentar la solidaridad de los vecinos del municipio con las personas con menos recursos y pensamos en que este programa era una buena forma de animarlos a participar".

La celebración de las fiestas en honor a Nuestra Señora del Pino, de carácter insular, era según el concejal, una buena ocasión para motivar a la gente a aportar su granito de arena para ser solidarios.

Y cada granito ha hecho una montaña de alimentos: nada menos que mil kilos. El programa propuesto por la corporación es un intercambio en especie, no es la compra de un billete para ir a las fiestas de la patrona de la Diócesis de Canarias, sino algo más que eso. Al menos es lo que plantea Pérez, quien considera que la entrega de alimentos es más efectivo en este caso que cobrar el tique.