En los últimos tres años y medio ha aumentado un 38% el uso de agua depurada para riego agrícola en Gran Canaria, según afirmó ayer el presidente del Cabildo, José Miguel Bravo de Laguna. El Consejo Insular de Aguas trata de impulsar el tratamiento y reutilización de las aguas, algo especialmente necesario en Canarias debido a su escasez, anunció Bravo al comienzo de la jornada "Soluciones para la regeneración de aguas residuales en Canarias y África occidental". LP/DLP