Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comité denuncia una persecución sindical para paralizar el convenio

Los afectados alegan que cualquier persona puede acceder a esos datos

Los dos empleados sancionados por el Cabildo y el comité de empresa de Valora presentaron alegaciones para rechazar las acusaciones recogidas en el expediente disciplinario y consideraron que existió una persecución sindical para presionar a los trabajadores con vistas a la negociación del convenio colectivo, por lo que pidieron sin éxito que se anulara la instrucción.

Entre otros argumentos, el comité de empresa señaló en un escrito del 20 de agosto que "los datos a los que se ha tenido acceso son de carácter público, extraídos de boletines y registros oficiales". Los archivos de la web Informa, por tanto, no son exclusivos de los empleados públicos, sino que cualquier persona puede acceder a ellos. A su juicio, no cabe hablar de falta grave en los datos consultados porque "no se ha hecho uso fraudulento ni contra el honor de las personas, así como tampoco se han publicado ni se han utilizado indebidamente para ningún fin". El comité también alegó que "no ha existido formación ni información sobre el uso de la página web Informa", ni tampoco existe un reglamento o norma de uso de la misma, por lo que no se puede sancionar a los empleados autorizados a utilizarla, siete en total.

"En este procedimiento -añadió en su escrito- se ha vulnerado el principio de presunción de inocencia, toda vez que se han tomado medidas cautelares previas a la incoación del expediente disciplinario, contraviniendo toda norma al respecto y causando una grave deriva de los acontecimientos, posicionando a los compañeros, superiores e incluso a la instrucción contra el trabajador, y no realizando un procedimiento limpio, ecuánime y justo". El comité denunció que ambos expedientes se incoaron durante la negociación de un convenio colectivo propio del personal laboral de Valora, en la que los afectados participaban en representación de los trabajadores, José Antonio Perdomo Gil como máximo responsable de la sección sindical de UGT y Juan Antonio Santana Ramos de CC OO.

Los expedientes disciplinarios paralizaron esa negociación colectiva y, según los sindicatos, Máximo Bautista y la responsable de Recursos Humanos del Cabildo comunicaron a los dos empleados que debían abandonar sus responsabilidades sindicales si querían retomar la negociación.

En sus declaraciones ante la instructora, Perdomo dijo que solo entró un día en la web de Informa y estuvo dentro del aplicativo durante 13 minutos, realizando pruebas autodidactas con organismos y personas físicas conocidas. "Comienzo a las 9.48 horas con la Unión Deportiva Guía porque soy el presidente del club y me sabía el CIF, estaba ensayando sobre el uso de la web porque no nos habían dado información", añadió.

Por su parte, Santana dijo que realizó una búsqueda sobre Miguel Ángel Ramírez y sus sociedades "para comprobar que no existía deuda con Valora a raíz de una noticia publicada en la prensa". También buscó a su suegro y a la antigua empresa de su esposa.

Compartir el artículo

stats