Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El frío retrasa la recogida de las cosechas de papas y verduras

En las zonas de montaña se han registrado hasta once días de helada

Las bajas temperaturas de este invierno están retrasando la recogida de las cosechas de papas y verduras en toda la Isla, ya que el frío está frenando el desarrollo de los cultivos. Agricultores de las medianías y zonas cumbreras de Gran Canaria coincidían ayer en señalar que "está haciendo algo más de fresco que otros años", y la prueba de que no se trata solo de una sensación corporal, lo demuestra, según precisaron, el hecho de que "los cultivos no están creciendo al mismo ritmo más lento porque necesitan más horas de sol".

Así, Félix Díaz, agricultor del norte de Gran Canaria, comentó ayer que en verano recoge la cosecha de lechugas cada 30 días, y en invierno entre 50 y 60 días, pero este año, las que plantó en noviembre pasado, en unos terrenos que tiene en Arucas, las ha tenido que dejar porque no han desarrollado del todo debido al frío. También explicó que a las plataneras, que cultiva en Firgas, les ha pasado lo mismo. En ese caso, señaló que, "con las bajas temperaturas del pasado mes, los plátanos no se llenan y parecen casi habichuelas".

También Juan Hernández, secretario insular de la Cooperativa de Agricultores y Ganaderos (Coag) apuntó ayer que "a la papa le gusta el agua y el sol, por encima de los 20 grados, y no más allá de los 25, pero el frío la mata". En este sentido, aseguró que tenía que empezar a recoger sobre el 15 de diciembre unas cuatro hectáreas de papas plantadas, que pueden dar unos 60.000 kilos, y lo ha dejado para esperar que cambie el tiempo y caliente un poco más el sol. Hernández añadió que el mismo efecto producen las bajas temperaturas en las habichuelas o en los calabacines. "El frío deja los cultivos trincados y el calor los empuja a crecer! concluyó.

Sin embargo, Roberto Góiriz, presidente de Asaja, dijo que en el sector tomatero, en su mayoría bajo mallas, no han visto tan afectados por las bajas temperaturas y la calima de las pasadas semanas.

Pero, la Agencia Estatal de Meteorología dió la razón a los productores de papas y verduras, pues informó ayer que el Archipiélago canario registró en diciembre la temperatura media más baja que se había dado en las islas en ese mes desde 2008, al situarse en 15,5 grados. El estudio compara los datos de las temperaturas, las lluvias, el viento y las horas de sol del pasado año con los que se dieron en el periodo de treinta años, que va de 1981 a 2010. Ese registro del mercurio estuvo tres décimas por debajo del valor habitual en el último mes del año en las Islas, "en sintonía con un comportamiento térmico frío", según el informe de Avance Climatológico de Diciembre de 2014 de dicha agencia.

Asimismo, los datos recabados por la Agencia Estatal de Meteorología destacan como en las zonas de montaña se han registrado hasta once días de helada, dos por encima de los esperados, y añade que incluso durante cinco días se llegaron a observar medias "anómalamente bajas para diciembre". A este respecto, añade que no se llegaron a producir nevadas pese a que se esperaba que se produjera durante dos días. También confirma el mismo informe que el porcentaje de horas de sol ha sido ligeramente inferior al del periodo analizado, sobre todo en todo el Norte de Tenerife.

En cuanto a las precipitaciones se pone de relieve que han sido muy escasas en las Islas, con lo que pese al frío, diciembre fue un mes seco, si bien en el norte de Gran Canaria y Tenerife se observaron valores más bien próximos a los normales. La precipitación media fue de 24 litros por metro cuadrado, cinco veces menor que la del año pasado, pero aclara que, pese a ello, fue el doble que la de 2012, y el triple que la de 2011.

Compartir el artículo

stats