Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Perfil

Una mujer luchadora que salta a la primera fila

María Australia Navarro.

María Australia Navarro. LP / DLP

La apuesta de la dirección del PP por María Australia Navarro para liderar la plancha del Cabildo es una sorpresa a medias porque su nombre aparecía en las quinielas de varias candidaturas, incluida la de la Presidencia del Gobierno de Canarias. Una vez descartada la continuidad de José Miguel Bravo de Laguna, entra en la lógica que la primera opción a valorar sea la de la persona que también lleva las riendas del partido en la isla de Gran Canaria, aunque para la opinión pública sea más conocida por sus intervenciones como principal portavoz de la oposición en el Parlamento de Canarias.

Allí actúa ahora como martillo pilón del presidente Paulino Rivero y del pacto de gobierno de CC-PSOE, lo que le obligará a cambiar el chip en la próxima campaña electoral porque tendrá que exponer su programa sin criticar a los actuales gobernantes del Cabildo, que no son otros que sus compañeros de PP, con Bravo de Laguna a la cabeza.

María Australia Navarro de Paz nació en Las Palmas de Gran Canaria el 6 de febrero de 1961, está divorciada, tiene dos hijos, y vive a medio camino entre su vivienda de la capital grancanaria y la sede de la Cámara regional en Santa Cruz de Tenerife. Es licenciada en Derecho y Diplomada en Derecho Matrimonial, que era su especialidad antes de dedicarse de lleno a la política activa. No obstante, ha realizado cursos para obtener el grado de doctor por la Facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad de las Palmas de Gran Canaria.

Entró en el PP de la mano de José Manuel Soria y su primer car-go en el partido fue el de vicesecretaria regional de Relaciones Institucionales, entre 2000 y 2002. En septiembre de 2002 fue nombrada coordinadora regional de Organización del PP, puesto que simultaneó con el de senadora por Gran Canaria en la VII Legislatura.

En junio de 2003 renunció al Senado para convertirse en diputada autonómica, siempre por la circunscripción de Gran Canaria en las Elecciones de 2003. Sin embargo, también dejó el escaño al ser nombrada por el nacionalista Adán Martín como consejera de Presidencia, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias. Ocupó esa responsabilidad entre 2003 y 2005, hasta que se rompió el pacto CC-PP. Adán Martín reconoció tras destituirla que había sido la consejera del PP menos conflictiva.

Portavoz

En las elecciones autonómicas de 2007 vuelve a ser elegida diputada, ejerciendo como portavoz parlamentaria hasta principios de 2009, cuando pasa a presidir Grupo Popular de la Cámara regional. En los comicios de 2011 obtiene otra vez un escaño en el salón de Teobaldo Power, donde ejerce como portavoz hasta ahora.

En el ámbito orgánico es presidenta del PP de Gran Canaria desde el año 2008, pues revalidó el cargo en 2012. También es miembro del Comité Ejecutivo Regional y de la Junta Directiva Regional del PP de Canarias, así como componente del Comité Ejecutivo Nacional y de la Junta Directiva Nacional.

En el partido está considera como una mujer luchadora, tenaz y fiel al partido, siendo una de las principales colaboradoras del presidente regional, José Manuel Soria, en la última década. Como consejera de Presidencia, Justicia y Seguridad, el único cargo de gobierno que ha ocupado hasta la fecha, vivió el tumultuoso pacto entre CC y PP de la legislatura de Adán Martín, que acabó con la destitución de los representantes populares un año antes de acabar su gestión.

De su vida privada se conoce que combatió y venció al cáncer de mama, que le gusta desconectar de la política para pasar todo el tiempo posible con sus dos hijos y que en las comidas con sus compañeros del Parlamento pide habitualmente un solomillo bien hecho y papas fritas. Tampoco le hace ascos a la comida mexicana, un país en el que vivió dos años, recién casada, porque su entonces marido trabajaba allí.

En todo el proceso previo a la confección de las listas del PP ha eludido aparecer como posible candidata a la Presidencia del Gobierno de Canarias, pero desde la Convención Nacional del pasado fin de semana ya no niega que vaya a ocupar un primer puesto en las planchas electorales.

La portavoz popular reconoció ayer en los pasillos del Parlamento que su posible candidatura a la Corporación insular grancanaria sería un motivo de "enorme satisfacción y una gran responsabilidad" por tener la oportunidad de representar a la Isla desde el gobierno insular. "Estoy a disposición del partido y se defiende a Gran Canaria tanto desde el Parlamento como desde los ayuntamientos o el Cabildo", añadió. Navarro señaló que en las próximas semanas se conocerán las principales candidaturas de la formación para los comicios del 24 de mayo.

Compartir el artículo

stats