Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empresa insular de tributos La gestión del dinero público

Valora adjudica contratos a dedo a la empresa de un exdirectivo

La agencia de recaudación del Cabildo otorga los servicios de limpieza y publicidad a Vectalia, cuyo delegado en Canarias es Alejandro Pérez, exjefe de la entidad y miembro de la ejecutiva del PP

Los contratos para la limpieza de las 17 oficinas de Valora en Gran Canaria se otorgaron por el procedimiento negociado sin publicidad, un sistema utilizado por las administraciones para evitar la convocatoria de un concurso público en el que puedan participar todas las empresas que lo deseen.

Los contratos para la limpieza de las 17 oficinas de Valora en Gran Canaria se otorgaron por el procedimiento negociado sin publicidad, un sistema utilizado por las administraciones para evitar la convocatoria de un concurso público en el que puedan participar todas las empresas que lo deseen.

Valora, el organismo autónomo del Cabildo de Gran Canaria para la recaudación de los tributos insulares, ha adjudicado contratos a dedo a sociedades del grupo Vectalia, con sede en Alicante, cuyo delegado territorial en Canarias es Alejandro Pérez Serra, exdirector de Informática y Telecomunicaciones de esta entidad pública y miembro de la ejecutiva insular del Partido Popular (PP). Pérez Serra fue directivo de Valora durante ocho años, de 2001 a 2009. Desde 2011 es el máximo ejecutivo regional de Vectalia en el Archipiélago.

La actuación de Valora, que también gestiona los impuestos municipales de 14 de los 21 ayuntamientos de Gran Canaria, está bajo sospecha por las presuntas irregularidades detectadas en los últimos meses. Por una parte, el Cabildo sancionó a dos trabajadores de la entidad por consultar los datos fiscales de políticos y empresarios. Por otra, por las denuncias públicas de los sindicatos contra los directivos de Valora por supuestas recaudaciones ilegales y favoritismo hacia empresarios morosos.

Uno de los polémicos contratos, el de la limpieza de las oficinas de Valora en los distintos municipios de la isla, se ha adjudicado por el procedimiento negociado sin publicidad a la empresa Servicios Auxiliares de Mantenimiento S.L. (Samsa), una sociedad del grupo Vectalia dedicada a la limpieza profesional de edificios, ferrocarriles y autobuses en Alicante y otras provincias de la Península.

La primera adjudicación del Cabildo a la empresa que dirige en Canarias Alejandro Pérez Serra, por un valor de 55.266,76 euros, se realizó por un decreto del 9 de enero de 2013, firmado por Máximo Bautista, presidente de Valora y coordinador de Economía y Hacienda del gobierno insular del PP.

El segundo contrato de limpieza a Samsa, correspondiente a los años 2014 y 2015, por un montante total de 104.425,89 euros, se otorgó a la filial de Vectalia el 13 de enero de 2014, según se recoge en un anuncio firmado ese mismo día por el director general de Valora, Félix Rivero Rieckers.

En la contabilidad del organismo tributario del Cabildo también aparecen cuatro contratos con la empresa Publicidad Alicantina S.A. (Publiasa), también perteneciente al grupo empresarial alicantino, cuyo delegado en las Islas es Pérez Serra, todos ellos relativos a campañas de información y propaganda.

Esas adjudicaciones a Publiasa se empezaron a ejecutar en diciembre de 2012, un año después de que Alejandro Pérez Serra fuera nombrado máximo representante del grupo Vectalia en Canarias. Las facturas de esos cuatro contratos ascendieron a 28.459,04 euros y se liquidaron entre 2012 y 2013. Una de esas campañas publicitarias se hizo en los vehículos de Guaguas Municipales de Las Palmas de Gran Canaria, lo que sorprendió en su momento a los trabajadores de la entidad porque el Ayuntamiento capitalino es uno de los pocos que no utiliza a Valora para la recaudación de sus impuestos. Hubiese sido más normal que esa publicidad se contratara para las guaguas que recorren los 14 municipios que sí cobran sus tributos a través de la agencia del Cabildo.

La empresa Publiasa es la concesionaria en exclusiva de la publicidad de Guaguas Municipales y de los espacios de la red wifi de Las Palmas de Gran Canaria, según asegura el propio grupo Vectalia.

Conflictividad

La gestión de la agencia tributaria del Cabildo está envuelta en la polémica por las últimas actuaciones que han trascendido a la opinión pública, especialmente la decisión del Consejo Rector de Valora -con los votos a favor del PP y el rechazo de los grupos de la oposición- de expedientar a dos trabajadores por espiar los datos fiscales de políticos y empresarios, entre ellos el propio presidente del organismo, Máximo Bautista, y el director general, Félix Rivero Rieckers. En el listado de las búsquedas tributarias sin justificar también aparecían, entre otras, la Unión Deportiva Las Palmas y varias empresas de Miguel Ángel Ramírez, presidente de la entidad amarilla.

Los dos empleados públicos de Valora fueron suspendidos de empleo y sueldo durante dos meses al considerar el gobierno insular de José Miguel Bravo de Laguna que cometieron una falta muy grave. "No se ha causado un daño importante al interés público, pero sí se puede apreciar una conducta negligente de ambos", argumentó.

Por su parte, los sindicatos UGT y CCOO atribuyeron esas sanciones a una persecución sindical, ya que esos dos trabajadores forman parte del comité de empresa y estaban negociando un nuevo convenio. También acusaron a Valora de paralizar a sabiendas el cobro de impuestos a determinadas empresas, por lo que pidieron la dimisión del director Félix Rivero.

Compartir el artículo

stats