Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una romería trufada en rimas

La presencia de verseadores de Cuba y Venezuela llena de exotismo la ofrenda de Ingenio

La primera de las carretas asistentes a la Romería.

La primera de las carretas asistentes a la Romería. SABRINA CEBALLOS

Ingenio celebró anoche su romería en honor a la Virgen de la Candelaria haciendo gala, nuevamente, de su seña distintiva. La presencia de repentistas y verseadores venidos del otro lado del Atlántico otorgó a la ofrenda un cariz exótico del que muchas de las citas del calendario festivo isleño no pueden, lamentablemente, hacer gala.

Trece carretas y más de 2.000 personas, según fuentes de la Policía Local, participaron de una jarana que en esta edición trajo además como novedad el cambio de horario de la misma.

Los colectivos que cubren de tipismo y canariedad al evento propusieron cambiar el tenderete de la mañana del domingo a la tarde noche del sábado, tal como explicaban Carmelo Hernández y Francisco Ruano, coordinador y concejal de Festejosrespectivamente, y el experimento, acompañado al comienzo y de manera imprevista por un chirimiri intermitente, arrojó todo tipo de reacciones entre el respetable.

La cita, con todo, no dejó de estar cuajada de simbolismo y buenas formas, algo a lo que contribuyó de forma notable la implicación de los asistentes. Divisar a alguien que no fuera ataviado de típico era misión imposible.

Así, a los pies de la patrona, en noche cerrada sobre la plaza de la Candelaria, desfilaron las asociaciones CD Buarpo Costa Sureste, Malfú Bajo, El Sequero, Lomo Juan, el club de caza Medianías de Ingenio, Chaxiraxi, Caladoras de Ingenio, Los Molinillos, Vecinos del Cristo, la murga Sin Ton ni Son y La Peña del Pan con las formaciones musicales Coros y Danzas de Ingenio, Las Mahoreras, Los Salineros, Los Artesanos, Antiguos Coros y Danzas, Guayadeque, El Draguillo, El Ratiño, Aguayza, Susurros Isleños, la parranda de mayores y Tacoremi. Además, una comitiva procedente de Tenteniguada se incrustó, invitada para la ocasión, entre la serpiente multicolor.

Entre los que más embelesados se hallaban en el guineo estaba Víctor Hugo Marquéz, un artista llegado de Venezuela para dedicar cánticos y rimas a la villa en el IX Encuentro de Repentistas que esta noche se celebra y que ayer declaraba su pleitesía a la romería. Procedente de Zulia, al noroeste del país, confesaba su asombro por lo que acontecía ante sus ojos. "Es una romería extraordinariamente bella, un ejemplo para el mundo en el que nos quieren exhibir alienación e ídolos de barrio. Este pueblo se postra ante ídolos de verdad y luce su auténtico patrimonio, que es la agricultura y el folclore", detallaba unos segundos antes de sacar de la funda un 'cuatro' -una especie de timple gigante- con el que se animó a canturrearle a una de las yuntas de bueyes.

"Hemos venido para intercambiar culturas y esto, más que un descubrimiento, es un reencuentro, ya que los canarios fundaron mi tierra en el primer cuarto del siglo XVIII", apostillaba.

Emiliano Sardiña, de Santiago de Cuba, también se expresaba en términos similares. Con cinco visitas a Ingenio, poco le quedaba por añadir. "Esto es fantástico, te traslada al pasado", concretaba.

Hoy lucirá su arte sobre la Candelaria, aunque anoche, en plena ofrenda, ya lo hicieron algunos de ellos y hasta jóvenes promesas locales, como los hermanos Kiram y Omar Olivares, arropados por el maestro de verseadores, Yeray Rodríguez. La villa, como todos vaticinaban, fue una romería trufada en rimas, olores y sabores.

Compartir el artículo

stats