Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La empresa insular de tributos

Valora cede a Alicante su base de datos y la atención al contribuyente

La agencia recaudadora del Cabildo depende de entidades públicas y empresas de la Comunidad Valenciana - Los gastos por el servicio informático y los viajes han superado ya los 2,5 millones

Las facturas por desplazamiento.

Las facturas por desplazamiento. JUAN CARLOS CASTRO

Los datos tributarios de miles de ciudadanos de Gran Canaria, así como el servicio telefónico de atención al contribuyente de la agencia Valora, se han centralizado en la empresa de recaudación de la Diputación Provincial de Alicante tras el último convenio de colaboración firmado entre el gobierno insular del PP y dicha institución de la Comunidad Valenciana, un acuerdo vigente hasta el año 2018 por el que el Cabildo tendrá que pagar un total de 3,3 millones de euros.

El convenio entre la agencia grancanaria Valora y la entidad Suma Gestión Tributaria, la empresa pública de recaudación de la Diputación alicantina, ha supuesto ya para el Cabildo un gasto de 2,41 millones de euros, al que hay que sumar más de 100.000 euros en desplazamientos de directivos y personal de Valora a la sede de ese organismo en la Península.

Esta dependencia cada vez mayor de Alicante, ya denunciada por los grupos de oposición de Cabildo y por los trabajadores de Valora, se ha agravado al conocerse las adjudicaciones a dedo a dos empresas del grupo Vectalia, también radicadas en esa provincia de la Comunidad Valenciana, y cuyo representante en Canarias es Alejandro Pérez Serra, exdirector de Informática de Valora y miembro de ejecutiva insular del PP de Gran Canaria.

Pese a que Valora utiliza el sistema informático de la Diputación de Alicante desde hace una década, todos los datos tributarios del Cabildo y de los catorce ayuntamientos grancanarios que se han ido sumando al servicio de recaudación se siguen enviando a la agencia Suma, donde se centraliza toda la gestión, hasta el punto de que algunas administraciones isleñas han tenido que retrasar el cierre de su ejercicio presupuestario anual en espera de que lo hiciera la Diputación alicantina.

Traslados

El último convenio de colaboración con Suma, aprobado por el gobierno de José Miguel Bravo de Laguna el 22 de julio de 2014, también ha supuesto el traslado a Alicante de todos los teléfonos de atención al contribuyente. Según han denunciado los trabajadores de Valora, antes existían teléfonos de consulta y tramitación en las 17 oficinas que la agencia tributaria tiene repartidas por toda la isla, pero actualmente existe un solo número para todo el servicio de Gran Canaria, que es atendido por trabajadores de la Diputación de Alicante desde un call center situado en aquella provincia.

Todas las llamadas, pues, son recibidas en Alicante, y en el caso de que las consultas de los usuarios no puedan ser resueltas allí se redirigen a la oficina correspondiente de Gran Canaria. Ese sistema, aseguran los empleados de Valora, supone una pérdida de cercanía con los contribuyentes y ha generado numerosos problemas en el trato a los ciudadanos.

Ese servicio telefónico centralizado en Alicante cuesta cada año al Cabildo unos 90.200 euros. La portavoz del PSOE en la corporación insular, Carolina Darias, emplazó el pasado viernes al presidente Bravo de Laguna a revertir esa situación, al tiempo que criticó que Valora "siga dependiendo, casi al cien por cien", de un organismo que se encuentra en otra región española.

El último convenio también ha significado la presencia permanente de un trabajador de la Diputación de Alicante, Carlos Alvaredo, en la oficina central de Valora en Las Palmas de Gran Canaria, situada en la Avenida Primero de Mayo. Según los sindicatos, Alvaredo ejerce labores de mando como adjunto del director de Valora, Félix Rivero, lo que ha creado problemas en las relaciones laborales.

El acuerdo con la agencia tributaria Suma estipula que dicho organismo alicantino se lleva un porcentaje de lo que recaude Valora, lo que también crea recelos entre el personal. Los sindicatos han denunciado "recaudaciones ilegítimas" por parte del organismo público, bien porque las deudas ya están prescritas o porque el fraccionamiento de los pagos se está realizado de forma incorrecta. Un empleado de Valora alertó de esas presuntas irregularidades desde el mes de septiembre de 2014, pero la respuesta del director de la entidad se limitó a recriminar la actuación del trabajador por excederse de las funciones que tenía encomendadas.

Tras ese incidente, documentado en varios correos electrónicos cruzados entre el director y el empleado, los sindicatos CCOO y UGT pidieron a Bravo de Laguna la destitución de Félix Rivero. Este pasado viernes, al desvelarse las adjudicaciones anómalas a las empresas del grupo Vectalia, ambas centrales sindicales volvieron a exigir el cese "inmediato" del director de la agencia.

Según la contabilidad de Valora, a la que ha tenido acceso este periódico, el convenio para utilizar el sistema informático de la Diputación de Alicante ha supuesto al Cabildo un gasto de 2.413.147,32 euros, dividido en 76 facturas como proveedor entre los años 2008 y 2014. El nuevo convenio, que estará vigente hasta el año 2018, supondrá un desembolso total 3.341.119,67 euros.

Reparto

De esa cantidad total, 2.571.824 euros se destinan al servicio de recaudación, 50.720 euros al mantenimiento del sistema de comunicaciones, 287.000 euros a la atención de las llamadas telefónicas y otros 200.000 euros a "colaboración técnica".

La dependencia de Valora de la Diputación de Alicante también ha originado numerosos gastos por viajes, alojamientos, dietas, cursos o actos protocolarios. La suma de las facturas relacionadas con desplazamientos de personal a la Comunidad Valenciana ronda los 100.000 euros.

Así, en la contabilidad de Valora figuran 169 facturas de Viajes Ecuador por billetes de avión y hoteles, por un total de 52.121 euros. Halcón Viajes emitió nueve facturas en 2013 por desplazamientos a la Península del director, Félix Rivero, y del jefe de recaudación, Octavio Santana, por un importe 2.412 euros. Otros proveedores de Valora en los últimos años son viajes el Corte Inglés, una factura por 342 euros; Galena Hoteles, cinco facturas por 827 euros; Hotel Proyecta 36, una factura de 1.639 euros; Hotelera Nueva Canaria, 30 facturas por valor de 36.844 euros; y Hoteles Escuela de Canarias, dos facturas por 2.224 euros. El director Félix Rivero presentó 54 facturas por gastos de desplazamientos y locomoción por valor de 12.795 euros.

Compartir el artículo

stats