Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las ayudas de Valora a funcionarios se camuflan en pagos a proveedores

Seis empleados de la agencia del Cabildo cobran facturas por gastos médicos y escolares

Las ayudas de Valora a funcionarios se camuflan en pagos a proveedores

Las ayudas de Valora a funcionarios se camuflan en pagos a proveedores

La agencia Valora, organismo del Cabildo de Gran Canaria para la recaudación de tributos, ha pagado ayudas médicas y escolares a algunos de sus funcionarios como si fueran proveedores de la entidad, lo que según los sindicatos puede suponer una práctica ilegal. En la contabilidad de ese empresa pública aparecen trece facturas abonadas a seis funcionarios, entre ellos el jefe del área de recaudación y el letrado, por un valor total de 3.440 euros, en conceptos como ayudas a los estudios de sus hijos o subvenciones médico-farmacéuticas de ellos mismos.

Aparte de 'camuflar' esos gastos como si fueran servicios de proveedores o facturas relacionadas con las actividades laborales, en vez de incluirse en las nóminas, solo hay seis personas que se han beneficiado de esas ayudas, cuando la plantilla de Valora está formada por un centenar de trabajadores.

Estas presuntas irregularidades se suman a la convulsa situación laboral que existe en ese organismo del Cabildo y a las contrataciones a dedo a varias empresas de Alicante, entre ellas dos del grupo Vectalia, cuyo delegado en Canarias es Alejandro Pérez Serra, exdirector de Informática de Valora y miembro de la ejecutiva insular del Partido Popular de Gran Canaria.

Los seis funcionarios que han presentado gastos médicos y escolares en calidad de proveedores de Valora son Octavio S. M., el recaudador (una factura de 152,84 euros); Juan Ramón V. V., letrado de la entidad (cuatro facturas por un total de 647,04 euros); Pilar S. S. (tres ayudas por valor de 1.321,46 euros), María M. D. (tres gastos por 504,36 euros); Isabel G. F. (una factura de 603,03 euros); y José Antonio R. B. (una ayuda escolar de 206,45 euros).

Todas las facturas se registraron en los años 2012 y 2013 y, según los sindicatos, su tramitación tuvo que contar necesariamente con la colaboración de los principales directivos de Valora y con la responsable de Recursos Humanos, Constanza M. B. En ese organismo público del Cabildo de Gran Canaria trabajan un total de 102 personas, de las que 93 son personal laboral y nueve funcionarios. De estos últimos, ocho son internos y solo uno es funcionario de carrera.

Recompensas

La agencia Valora ha sido escenario en los últimos meses de varios conflictos laborales y los sindicatos CCOO y UGT han pedido en reiteradas ocasiones al presidente del Cabildo, José Miguel Bravo de Laguna, la destitución del director de la entidad, Félix Rivero Rieckers.

A su juicio, esa empresa pública está gestionada como un "cortijo privado" de un grupo de altos cargos e "impera el miedo y la voluntad" de Rivero Rieckers, por lo que "los funcionarios interinos son independientes" y "reciben recompensas a cambio de su fidelidad".

El Consejo Rector de Valora, con los votos de los consejeros del gobierno del PP del Cabildo y el rechazo de los tres grupos de la oposición, ha aprobado una sanción de dos meses de empleo y sueldo a dos trabajadores, en concreto a los representantes de COOO y UGT en las negociaciones para un nuevo convenio colectivo del personal laboral.

Según el expediente disciplinario promovido por el director de Valora y por el jefe de recaudación, esos dos empleados públicos cometieron una falta muy grave al consultar sin autorización los datos fiscales de políticos y empresarios, entre ellos el propio Félix Rivero Rieckers y Máximo Bautista, coordinador de Economía y Hacienda del gobierno del Cabildo.

Por su parte, el comité de empresa de Valora considera que esas sanciones suponen una "clara presión" del Cabildo hacia los trabajadores para no firmar el nuevo convenio colectivo. También salió en defensa de los expedientados y aseguró que los datos fiscales que consultaron desde los ordenadores de Valora son públicos y están al alcance de cualquier ciudadano que quiera acceder a ellos. Además, alegó el comité de empresa, la documentación que recabaron los empleados "ni se ha publicado ni se ha utilizado de forma indebida", por lo que cabe calificar su actuación como falta grave.

Entre las empresas espiadas por esos dos trabajadores se encuentran Limpiecan S.A. y Oasis International Air Lines Handling S.A., en las que el director de Valora figura como presidente y miembro del consejo de administración, respectivamente. También consultaron la información fiscal de Publicidad Alicantina (Publiasa), una empresa del grupo alicantino Vectalia que ha facturado cuatro contratos a Valora por valor total de 28.459 euros.

Compartir el artículo

stats