Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gas Canarias, Disa y Redexis compiten por una planta de propano en Meloneras

El Ayuntamiento ofrece una parcela para las instalaciones en la entrada de la urbanización

Vista de la zona turística de Meloneras, donde se concentran hoteles de cuatro y cinco estrellas. YAIZA SOCORRO

Las empresas Gasificadora Regional Canaria (Gas Canarias, filial de Endesa), Disa y Redexis están interesadas en instalar una planta de propano en la zona de Meloneras, en San Bartolomé de Tirajana. Las tres compañías han comunicado al Ayuntamiento su predilección por montar esta instalación en esta urbanización turística, precisamente porque es donde se localiza un mayor número de hoteles de cinco y cuatro estrellas con un alto consumo de este combustible.

A estos establecimientos turísticos les llega ahora el suministro a través de un camión cisterna de Disa o botellas de propano, pero con la planta, además de ahorrar costes, lo recibirían desde las nuevas instalaciones a través de una red subterránea de tuberías.

La planta se ubicaría en un terreno de propiedad municipal, que se localiza a la entrada de esta urbanización, concretamente en la Avenida de Colón. Incluso, en el Plan General de San Bartolomé se ha previsto el uso industrial de esta parcela, según señalaron fuentes del grupo de gobierno que dirige Marco Aurelio Pérez. El Ayuntamiento subraya que tiene mucho interés en que se instale esta planta de gas propanado porque, entre otras cosas, supone un importante ahorro energético a la industria hotelera de Meloneras.

Pero nada pueden hacer las empresas, ni la corporación local, si la Consejería de Industria del Gobierno canario no convoca un concurso público, ya que al interesarse más de una empresa por esta actividad, la administración debe garantizar la libre concurrencia.

Intereses

En este momento, también existe interés por parte de estas compañías suministradoras de gas de montar plantas, además de en San Bartolomé de Tirajana (Meloneras), en Mogán, Telde y Las Palmas de Gran Canaria.

En un primer momento, Gasificadora Regional pretendía levantar una planta de producción en el municipio de Telde, donde la industria Vidrieras Canarias había manifestado su deseo de contar con unas instalaciones de este tipo, que aseguraran sus necesidades energéticas y a su vez le permitieran reducir la factura energética. Sin embargo, y ante el interés de otras empresas por este negocio, que obliga al Gobierno regional a convocar un concurso en Telde, Gasificadora optó por pedir su propio espacio en el recinto portuario de la capital grancanaria.

La distribución comercial del aire propanado exige que las compañías del suministro inviertan en el montaje de las instalaciones, y en la construcción de una red de canalizaciones subterráneas.

Hasta ahora, la única planta de aire propanado que existe en el Archipiélago está ubicada en el Sur de Tenerife, en Adeje. Gasificadora Regional, además de construir la planta, ha trazado unos 10 kilómetros de tuberías para suministrar a Siam Park, parque acuático de la familia Kiessling, y también a dos hoteles de la cadena H10, y otros dos de Iberostar. En breve, también dispondrán de este servicio varios negocios del centro comercial Plaza del Duque.

El aire propanado es un producto similar al gas natural, idóneo para satisfacer la demanda de clientes que precisan de un gran consumo. Es el caso de los establecimientos hoteleros, las cadenas turísticas se interesaron en disponer de este servicio tan pronto como Gasificadora Regional Canaria instaló la planta para el Siam Park.

Este combustible les supone un importante ahorro energético, sobre todo en el consumo de las cocinas, en la climatización de agua de las piscinas o a la hora de calentar los grandes volúmenes del agua que consumen los clientes en las habitaciones.

En Gran Canaria, aunque hay más de una distribuidora interesada, el hecho de que el Gobierno canario aún no haya convocado el concurso para resolver qué compañía puede hacerse con la adjudicación de las plantas de Telde, San Bartolomé de Tirajana y Mogán impide que puedan recibir el aire propanado en sus instalaciones industrias como Vidrieras Canarias y otras instaladas en Salinetas, así como los hoteles del Sur grancanario, negocios que son grandes consumidores de este combustible.

Compartir el artículo

stats