Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

San Bartolomé de Tirajana

Santana Cazorla, Lopesan y Cespa pugnan por los servicios de limpieza

El canon es de 10,8 millones de euros anuales y el contrato es por diez ejercicios y tres de prórroga

Santana Cazorla, Lopesan y Cespa pugnan por los servicios de limpieza

La UTE formada por Valoriza Servicios Medioambientales S.A. y Hermanos Santana Cazorla, así como la UTE integrada por Fomento de Construcciones y Contratas S.A., Bitumex Tecnologías y Productos Asfálticos S.A. y Lopesan Asfaltos y Construcciones S.A pugnan junto a la Compañía Española de Servicios Públicos Auxiliares S. A. (Cespa) por hacerse con la contrata del servicio municipal de recogida de basuras y de limpieza de las playas y paseos marítimos de San Bartolomé de Tirajana, tras ser rechazado ayer por el Pleno el recurso presentado por Urbaser S.A. contra su exclusión de este concurso municipal. El Ayuntamiento sacó a concurso la licitación de este servicio en marzo del pasado año por un canon de 10,8 millones de euros al año, y por un periodo de 12 ejercicios, con tres de prórroga, lo que supone una rebaja de 1,5 millones respecto a los 12,3 millones que se pagan por dos contratas vencidas, el de basuras y el de playas, a Urbaser, que tiene la concesión desde 1993.

La mayoría de gobierno de PP-Agrupación de Vecinos, liderada por Marco Aurelio Pérez, votó a favor de dejar fuera a la citada empresa, en función de los informes técnicos que advierten que la Ley de Contratos del Sector Público establece que "es motivo de exclusión incluir en el sobre número 2 la documentación relativa a los datos económicos que debía colocarse en el sobre número 3 en el que debían ir los criterios que dependen de un juicio de valor". Esta propuesta del grupo de gobierno contó con el voto en contra de los dos concejales socialistas que asistieron a la sesión plenaria celebrada en Tunte, y la abstención de los seis ediles de Nueva Canarias ,y de los dos del grupo mixto. La concejala del PSOE, Concepción Narváez, insistió en que "esto va a terminar en los juzgados" y destacó como primero hubo dudas sobre si se admitían a las UTE y ahora tampoco parece claro que se puede dejar fuera a Urbaser. Al mismo tiempo, la portavoz de NC, María del Pino Torres, manifestó que este ha sido un "expediente viciado desde el principio", que incluso lo calificó de "chapuza", y mostró su preocupación por que el Ayuntamiento pueda tener que indemnizar por este concurso a Urbaser.

Pero, Marco Aurelio Pérez insistió en que "no podía dudar de los informes de los técnicos municipales" y apostilló que "cuando no es Juana es la hermana, pero en un concurso siempre va a haber un pleito". Con todo, el regidor de Tunte, que dejó claro que compartía la preocupación de los representantes de la oposición, se comprometió a no abrir las plicas hasta que se realice otro informe externo que determine si la decisión que se tomó ayer es la acertada.

También aprovechó Marco Aurelio Pérez para pedir "tranquilidad" a los trabajadores de Urbaser, a los que aseguró que la empresa que resulte adjudicataria de la limpieza tendrá que respetar las condiciones pactadas con la plantilla, porque "es el Ayuntamiento el que paga este servicio". El alcalde subrayó que se "respetarán puestos y salarios". La posibilidad de que algunos empleados acudieran a protestar al Pleno provocó que ayer se reforzara la presencia policial en las casas consistoriales.

Compartir el artículo

stats