Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tejeda

Tejeda modifica el Plan General para instalar la embotelladora

El Cabildo aporta fondos para la comercialización del agua de la cumbre

El Cabildo de Gran Canaria ha aprobado la financiación de tres proyectos presentados por el Ayuntamiento de Tejeda valorados en 40.000 euros. Uno de ellos se refiere a la embotelladora de agua mineral que el alcalde, Francisco Perera, prometió al principio de su mandato.

Los proyectos contemplan tres acciones diferentes: como la adquisición de carpas y sillas para el mercado de productos locales, la redacción de un estudio de viabilidad para la creación de un centro de transformación agraria en el municipio, y la redacción de los trabajos para la modificación del planeamiento municipal para acoger la planta de embotellado de agua mineral natural.

La primera de ellas trata de continuar mejorando las condiciones para la venta en las diferentes fiestas y eventos que se celebran en el municipio de los productos locales, "que tan buenos resultados está dando en el mercadillo municipal los primeros domingos de cada mes", según el alcalde, Francisco Perera.

Las otras dos restantes, cuyas actuaciones son a más largo plazo, tratan de generar puestos de trabajo estables y revalorización de los productos locales del municipio.

Así el centro de transformación agraria está ideado para que los productos agrícolas de Tejeda puedan ser transformados para su venta posterior.

El inicio del proyecto será mediante la transformación de la papa en productos derivados de la misma, "lo que generaría una sinergia positiva tanto en el cultivo como en la venta por parte de los agricultores de una manera estable y digna a lo largo del año".

Espera

Con respecto a la planta embotelladora, se pretende contar con la documentación técnica necesaria para realizar una modificación en el planeamiento municipal que garantice su correcta integración en el municipio. Una vez redactada dicha documentación comenzará un complejo trámite que culminará con la habilitación de un espacio adecuado para acoger este ambicioso proyecto. En los últimos cuatro años, el proyecto de la embotelladora ha protagonizado gran parte de la actividad del grupo de gobierno municipal, que logró el pasado mes de octubre que el caudal provenientes de los nacientes de la Mina y El Molinillo fueran declaradas como Agua Mineral Natural, que certifican la calidad de las mismas para ser distribuidas en las redes comerciales.

A partir de ahí se iniciaba otra fase, también promovida por el Ayuntamiento para el aprovechamiento de los nacientes, que requiere una resolución de Industria para permitir el embotellamiento de las aguas de ambos manantiales, que son los dos más importantes de la localidad cumbrera.

Este trámite ha requerido de la redacción de su correspondiente proyecto realizado por un equipo compuesto por expertos en distintas disciplinas, desde ingenieros hasta economistas, en el que también ha aportado fondos para ello la consejería de Empleo, Industria, Comercio y Artesanía del Cabildo de Gran Canaria, corporación que sigue apostando por la embotelladora sufragando ahora el cambio de planificación municipal.

Compartir el artículo

stats