Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proyectos de Lopesan y la familia Del Castillo retrasan el Plan General del Sur

Los promotores buscan colarlos en el Avance Provisional para ganar tiempo en trámites

Los proyectos turísticos y residenciales del grupo Lopesan, la familia Del Castillo, y otros pequeños empresarios, retrasan la publicación del Avance Provisional del Plan General de Ordenación Urbana de San Bartolomé de Tirajana, que lleva elaborando desde 2012 la empresa pública Gesplan. Aunque el documento de la Aprobación Inicial estaba muy avanzado, y la idea era que se publicara el pasado mes de enero, las presiones de los empresarios ante el Ayuntamiento y Gesplan para que incluyera los convenios urbanísticos preparatorios de sus proyectos de inversión ha provocado, que el citado texto se haya atascado.

Esta pretensión, a última hora y con ciertas prisas, sobre todo de Lopesan y de la familia del Castillo (herederos del Conde de la Vega Grande) de incluir en el Plan General sus proyectos turísticos y residenciales, en Meloneras, Tarajalilllo, Aldea Blanca, Castillo del Romeral, y Juan Grande, no es más que un intento de ahorrar trámites y tiempos a la hora de invertir porque el terreno en lugar de calificarse en el planeamiento como suelo a desarrollar, que obligaría a las empresas a desarrollar un plan parcial, quedaría definido como ordenado. Casi dos años de gestiones burocráticas pretenden ganar por este camino estos promotores.

Pese a que desde el grupo d e gobierno, que dirige Marco Aurelio Pérez, se ha intentado que estos proyectos se formalicen a través de convenios urbanísticos, que más tarde se incorporen al planeamiento, la insistencia de estos promotores turísticos ha pesado más, ya que la empresa pública vinculada a la consejería de Obras Públicas, que preside Domingo Berriel, está mirando cada una de estas actuaciones para recogerlas en el Avance del Plan General.

Hoteles y viviendas

En el caso del grupo Lopesan, la idea es incluir el proyecto de construcción de un hotel cerca del campo de golf de Meloneras, en la parcela 2 A. Este grupo tiene también dos hoteles pendientes de construir en Meloneras, aunque uno se ha bloqueado porque el Ayuntamiento puso como condición para otorgar la licencia para un establecimiento de villas, que cediera unos 180.000 metros cuadrados en zonas verdes.

Por su parte, la familia Del Castillo quiere que se contemple en el Avance del Plan General , los proyectos para construir unas 2.010 viviendas en terrenos de su propiedad en Juan Grande, Castillo del Romeral y Aldea Blanca. En este caso, los herederos del Conde de la Vega Grande: Pedro Agustín el Castillo, Iván del Castillo, y Miguel Escudero del Castillo, se han dirigido al Ayuntamiento para solicitar una ordenación pormenorizada de las parcelas que tienen en estos barrios de San Bartolomé de Tirajana, para edificar en Castillo del Romeral 1.400 dúplex; en Juan Grande 170 viviendas, y 440 pisos residenciales en Aldea Blanca.

También ha intentado la familia Del Castillo que se recoja la urbanización Costa Afortunada que quieren construir en una amplia parcela de Tarajalillo, aunque en este caso el asunto se ha complicado porque la Comisión de Ordenación del Territorio (Cotmac) decidió en su última reunión suspender la aprobación de la Memoria Ambiental del Plan Territorial de Ordenación de este espacio (PTP9) a fin de que se adapte a la Ley Turística. Esto obliga a los promotores a rebajar en mil camas la densidad alojativa a unas 5.550 frente a las 6.600 que querían construir en esta zona de entrada a San Bartolomé de Tirajana, ubicada entre la GC-1 y GC 500. Entre otras cosas, los Del Castillo solo podrán levantar un hotel por encima de la autopista del Sur, y un parque temático, en lugar de los dos hoteles que pretendían. En este espacio sólo estaba contemplado un campo de golf en el planeamiento. Pero, estos promotores que han asegurado que inversores alemanes y rusos, se han interesado por esta urbanización, quieren, además, implantar otros cuatro hoteles en la parcela cercana a la carretera.

El reto

Todos estos proyectos echan por tierra, el reto que se marcó Marco Aurelio Pérez de lograr en este mandato la aprobación definitiva del Plan General. El regidor del primer municipio turístico de Gran Canaria se va a tener que conformar con la Aprobación inicial, si bien él mismo precisó que será necesario pasar por la Provisional, ya que el documento lo ha hecho el Gobierno, a través de Gesplan, y se puede pasar después a la Aprobación Definitiva.

"La necesidad de dinamizar la economía de este municipio" fue uno de los motivos que esgrimió ayer el alcalde de San Bartolomé de Tirajana, Marco Aurelio Pérez, para justificar en diciembre de 2011 ante el pleno municipal, la firma del convenio entre el Ayuntamiento y la Consejería de Política Territorial para elaborar el Plan General. También se refirió entonces a la "precariedad de las cuentas municipales" como otra de las razones por las que decidió contar con la ayuda del departamento que dirige Berriel. La redacción de este documento la abona el Ayuntamiento, que ha aportado unos 400.000 euros, y Política Territorial con otros 110.000 euros.

Compartir el artículo

stats