Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La consulta para colocar dos antenas de teléfonía móvil divide a Moya

Los vecinos apoyan colocar repetidores en el ayuntamiento y campo de fútbol, pero el alcalde repetirá el voto por la baja participación

"¿Estás a favor de que el Ayuntamiento de la Villa de Moya inicie las gestiones para la instalación de dispositivos que mejoren la cobertura de telefonía móvil en los edificios o espacios de propiedad municipal sugeridos por nuestros técnicos y especialistas?". El alcalde de Moya, Hipólito Suárez, iniciaba con esta pregunta el mes pasado un inusual referéndum popular para conocer la postura de los vecinos sobre la colocación de dos repetidores, uno en las oficinas municipales y el otro en el campo de fútbol. Sin embargo, la participación de apenas un 5% de la población (contando niños) le ha llevado ahora a dejar en suspenso su aceptación, pese a que fue apoyado por el 55% de los votantes. Coalición Canaria en la oposición habla de "fiasco" y "chapuza" por la participación, y de "fraude" a los que dieron su apoyo. El alcalde dice que repetirá la consulta.

Una gran parte del municipio tiene problemas de cobertura, debido a la falta de repetidores y a su particular orografía. Salvo la zona alta (Fontanales) y la costa (El Pagador), los vecinos del resto del municipio sufren para poder hablar por el móvil, con frecuentes apagones. Por este motivo, el Ayuntamiento decidió que era hora de atender al casco y los barrios del centro del municipio. Y los técnicos pusieron su dedo en el propio edificio del ayuntamiento (calle Miguel Hernández) y el campo de fútbol donde juega el Moya (García Hernández) como los lugares más adecuados para colocar antenas, dentro espacios de titularidad pública. Y al ser el tema muy controvertido, el alcalde decidió abrir una consulta.

Hipólito Suárez habla de que se gestionó la consulta durante casi ocho meses, llevando información a todos los concejales, colectivos sociales y al equipo de fútbol, además de las redes sociales. El 16 de enero se abrió la consulta a todos los habitantes empadronados en Moya. Los vecinos podían dar su respuesta a través de Internet y depositando su voto en cuatro urnas colocadas en las Casas Consistoriales y los concejalías de Servicios Sociales, Deportes y Cultura.

El referéndum se acaba de cerrar después de dos semanas. Participaron 408 personas, con 225 votos favorables a la iniciativa municipal, 165 en contra y 18 abstenciones. Es decir, registró su voto el 5% de la población inscrita en el padrón municipal del pasado año. Y, de ellos, poco más del 55% dio su apoyo a la propuesta, el 40,4% se opone y al resto les da igual. Si se extrae los datos exclusivos de las urnas físicas, la diferencia hubiese sido más acentuada, aunque tan solo 63 personas votaron. De ellos 40 dieron el sí, 16 no y al resto les era indiferente.

Hipólito Suárez defendía ayer que con esta escasa participación no quiere tomar una decisión que es trascendental para el pueblo, ya que la telefonía es un tema que siempre acarrea controversia y posturas muy enfrentadas. "Con el resultado podía haber seguido para adelante, pero no lo voy a hacer. No es una votación muy representativa en un asunto tan importante como éste". El alcalde confiaba en que participara al menos la mitad de la población. Y recuerda que la ley vigente permite a un particular colocar un repetidor con el favor del Ministerio de Industria, y sin contar con la opinión del ayuntamiento. En este caso, el debate popular se restringe al suelo público.

La intención municipal es explicar el proyecto en cada barrio, antes de repetir la consulta, que espera realizar antes las elecciones municipales de mayo.

Coalición Canaria en la oposición ha criticado la "chapuza" de consulta ciudadana. Sobre todo, por "la bajísima participación". El grupo político cree que es "kafkiana" la decisión de aplazar la decisión de colocar los repetidores, una vez que existe un resultado que da vía libre. "Los resultados son los que son, y cuando se somete un asunto a consulta de antemano te expones a que los resultados estén o no en consonancia". Por eso lo califica de "auténtico fraude".

Compartir el artículo

stats