Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ingenieros forestales defienden el uso de rifles contra los animales silvestres

La asociación Profor asegura que "los gatos y las cabras son muy dañinos para la avifauna y las plantas"

Ingenieros forestales defienden el uso de rifles contra los animales silvestres

Ingenieros forestales defienden el uso de rifles contra los animales silvestres

La delegación de la Asociación de Profesionales Forestales de España en Canarias (Profor-Canarias) se muestra partidaria de usar armas de fuego para aniquilar a los animales asilvestrados en el medio natural de las islas, especialmente los gatos y las cabras.

"No se puede estar a favor de la biodiversidad canaria y de las especies asilvestradas, son intereses diametralmente antagónicos", señaló ayer de forma contundente el ingeniero forestal y presidente de Profor-Canarias, Carlos Velázquez.

El ingeniero del Cabildo de Gran Canaria afirmó categóricamente que "los gatos y las cabras son muy dañinos para la avifauna unos y para las plantas las otras si actúan de manera descontrolada en el monte".

"El sistema de abatimiento por armas de fuego es la medida más eficaz y eficiente para controlar poblaciones de animales asilvestrados", añadió. Esta técnica se emplea y se ha empleado en todas las islas oceánicas para resolver este grave problema (Madeira, Hawái, Galápagos, etcétera).

Si se decide prescindir del uso de armas de fuego, Profor dice que se deberán implementar presupuestos suficientes para resolver el problema por métodos alternativos; en Canarias esto puede ascender a 1.600.000 euros. "Tan sólo en los montes de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria las cifras para el control de ganado guanil, gatos y conejos están estimadas en 430.000 euros en 15 años".

Control

Sin centrar el foco en el abatimiento de animales silvestres, la gestión del conflicto requiere no sólo del uso de armas de fuego, según la asociación de ingenieros forestales. "Por contra, son importantes otras medidas de control de especies, incluyendo la sensibilización y concienciación ciudadana".

"Medidas alternativas como las apañadas (retirada de ganado guanil con técnicas tradicionales) y el trampeo son muy peligrosas y de efectividad limitada por la difícil orografía del relieve canario. En conclusión, son todas efectivas como parte de una estrategia de gestión de especies asilvestradas si se facilitan los medios necesarios", añaden.

"Entendemos que los responsables primeros y últimos no son los animales asilvestrados, sino quien abandona a los animales o no salvaguarda adecuadamente su custodia. Así, las Administraciones Públicas deben organizar campañas de divulgación dirigidas a la población con el fin de concienciar a los ciudadanos del problema que supone abandonar animales en el medio", afirman los expertos.

Profor-Canarias celebra que este asunto salga a debate en el Parlamento de Canarias y solicita encarecidamente a las Administraciones que "definitivamente afronten y resuelvan la gestión de este problema que pone en grave peligro la Biodiversidad Canaria, a la vez que anula los esfuerzos e inversiones en materia de restauración ambiental llevados a cabo por las administraciones y diferentes ONG".

Compartir el artículo

stats