Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cabildo

Antonio Morales: "Las imposiciones de Podemos hacen imposible un pacto"

El presidente electo del Cabildo espera un cambio en los de Pablo Iglesias y les advierte de que cuenta con mayoría para gobernar

Antonio Morales: "Las imposiciones de Podemos hacen imposible un pacto"

Antonio Morales: "Las imposiciones de Podemos hacen imposible un pacto"

El presidente electo del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales (Nueva Canarias), adelantó ayer que "no va a ser posible" alcanzar un pacto con Podemos si los de Pablo Iglesias mantienen "sus imposiciones" de supeditar el acuerdo en la Corporación insular a las alianzas en cascada en el Gobierno canario y en los ayuntamientos, y no admitir a Coalición Canaria (CC) en el gobierno de progreso que pretende formar en la Casa Palacio. Morales dejó entrever que probablemente el pacto en el Cabildo estará integrado por NC-PSOE y CC, que sumarían una mayoría absoluta de 15 consejeros, en tanto que "las incertidumbres que generan las actuaciones de Podemos" pueden poner en riesgo la gobernabilidad de la corporación, y la puesta en marcha de los proyectos con los que pretende dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos de la Isla.

Pese a esto, el presidente electo comentó que va a esperar a que responden el próximo sábado los órganos de dirección de este partido a su invitación a ser sus socios de gobierno, decisión que está a expensas de lo que acuerden las asambleas, que tenían previsto celebrar ayer y el próximo sábado esta formación, tal y como le comunicó Joaquín Sagaseta, miembro del Consejo Ciudadano Autonómico de Podemos, en el encuentro que mantuvieron el pasado martes y al que no acudió el candidato, Juan Miguel Brito, debido a que fue vetado por los órganos de dirección de su propio partido.

Tras reunirse en la Casa Palacio, por espacio de una hora, con el presidente en funciones del Cabildo, José Miguel Bravo de Laguna, para hablar del traspaso de poderes ante la constitución de la nueva corporación insular, que tendrá lugar a las 11 de la mañana del sábado 20 de junio, Morales aseguró que confía en que prospere la "cordura" en Podemos, porque lo importante es poner en marcha un "proyecto de trabajo serio y riguroso" que continue con la tarea que ha desarrollado la corporación en cuanto a las políticas económicas y sociales a las que quiere incorporar NC nuevos programas para luchar contra la pobreza y fomentar la creación de empleo, y que además, espera que cuente con el consenso de todas las fuerzas políticas.

Nada de condiciones

A este respecto, el presidente electo añadió que lo importante es llegar a "un acuerdo amplio en lo básico", pero si se producen desencuentros lo entenderá porque en democracia todo el mundo tiene derecho a defender sus posiciones. No obstante, advirtió a Podemos que dispone de la mayoría suficiente para sacar adelante su proyecto para el Cabildo de forma autónoma, sin tener que aceptar condicionantes.

Si bien, Morales insistió en que aún no abandona la idea de conformar un acuerdo progresista para g obernar la corporación insular, recalcó que el hecho de que no haya podido sentarse a hablar de sus prioridades para estos cuatro años de gobierno en el Cabildo, con el cabeza de lista, Juan Miguel Brito, y el resto de consejeros, que salieron elegidos en las urnas el pasado 24 de mayo, junto a la condición que imponen de tener que ligar la alianza en la corporación a pactos en cascada en otras administraciones complican un posible acuerdo. Insistió el presidente electo que los ciudadanos han elegido a NC para que defienda los intereses de Gran Canaria, y por eso, consideran que es el proyecto de la Isla el que tienen que estar sobre la mesa a la hora de conformar un gobierno de futuro. También lanzó otro mensaje de aviso a la dirección en Gran Canaria del partido de Pablo Iglesias a los que advirtió que "no va aceptar que les digan, sin plantear explicaciones razonables , que renuncien a un socio como es CC que les garantice la gobernabilidad dada la incertidumbre que generan las actuaciones de los representantes del partido de Podemos".

Por otro lado, Morales, que ayer mantuvo un segundo encuentro con el presidente en funciones, José Miguel Bravo de Laguna, en este caso para conocer de cerca como está repartida la gestión administrativa de la Casa Palacio, que no solo se concentra en este emblemático inmueble de la calle Bravo Murillo, apuntó que siempre ha logrado entenderse con el presidente saliente cuando ha tenido que tratar asuntos como los referidos al Polígono de Arinaga,,en su larga etapa de alcalde de Agüimes.

"Tengo suerte porque Bravo va a seguir aquí, y sin embargo cuando él llegó ya el anterior-en referencia a al socialista José Miguel Pérez- no estaba, y además, se ha ofrecido a ayudarme en lo que le pida, y voy a recurrir a él," declaró el presidente electo de Cabildo ante la atenta mirada de quien le hará entrega en unas semanas las riendas de la institución insular. Por su parte, José Miguel Bravo de Laguna explicó que durante la hora que había estado reunido con Morales le había explicado cómo están distribuidos los servicios de la corporación, y le trasladó su total disposición a que el relevo se produzca de manera "democrática", como debe ser, al tiempo que le reiteró su disposición a informar al nuevo gobierno de la corporación de las decisiones adoptadas durante su mandato. También destacó el presidente saliente la relación de "cordialidad" que ha mantenido siempre con Morales, y al ser preguntado por este periódico si no le produce cierta pena dejar el cargo de presidente, Bravo respondió:" no me voy con ninguna pena, la pena la tienen otros" en alusión a los representantes del PP. El presidente saliente, accedió a dirigir el Cabildo bajo las siglas del PP, pero acabó el mandato como líder de la formación Unidos por Gran Canaria. El hecho de que el presidente de los populares canarios, José Manuel Soria, decidiera excluirle de las listas del Cabildo, que encabezó Mercedes Roldós, provocó que Bravo de Laguna se animara a ponerse al frente de Unidos por Gran Canaria, que logró hacerse con cuatro consejeros en las pasadas elecciones, los mismos que los de Pablo Iglesias, pese al poco tiempo con que contó para captar votantes. Así, la formación de Bravo, junto al PP, que logró 6 consejeros, y Podemos serán los grupos de la oposición, en base al anuncio de Morales que no va a aceptar imposiciones de este partido al que invitó a formar gobierno en el Cabildo.

Compartir el artículo

stats