Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Podemos mantiene el veto a CC en el Cabildo y se aleja del pacto de gobierno

Morales cree que el partido de Pablo Iglesias no ofrece garantías para un acuerdo estable de cuatro años

Podemos mantiene el veto a CC en el Cabildo y se aleja del pacto de gobierno

Podemos mantiene el veto a CC en el Cabildo y se aleja del pacto de gobierno

La dirección de Podemos mantiene el veto a la entrada de Coalición Canaria en el gobierno del Cabildo y, en la práctica, se autoexcluye del pacto que encabezan Nueva Canarias y el PSOE para consolidar una mayoría absoluta en la corporación insular. Aunque las negociaciones siguen abiertas, el presidente electo del Cabildo, Antonio Morales, ya adelantó ayer que Podemos no ofrece "confianza" para formar un "gobierno sólido, firme y riguroso para los próximos cuatro años", lo que hace prever un rápido acuerdo con Fernando Bañolas, único consejero de los nacionalistas de CC, para alcanzar los 15 votos que garantizan la estabilidad durante todo el mandato.

La segunda ronda negociadora de Morales, a solicitud del grupo de Pablo Iglesias, sirvió para acercar posiciones respecto al programa, pero aleja la posibilidad de que Podemos se incorpore al gobierno del Cabildo en un pacto tripartito con NC y PSOE. Morales aprecia "dudas" en los representantes de esa organización -divididos entre los que quieren entrar en el gobierno y los que apuestan por ofrecer apoyos puntuales desde la oposición- y prefiere garantizar la mayoría absoluta con Bañolas.

"Nos reafirmamos en que queremos un gobierno de progreso para Gran Canaria y necesitamos imperiosamente que sea un gobierno leal, sólido y estable con vistas a desarrollar las políticas con las que nos hemos comprometido con los ciudadanos", declaró Morales, quien subrayó que "la propuesta que ha hecho llegar Podemos no garantiza una confianza ni confirma que se vaya mantener durante los cuatro años ese proyecto sólido y estable que queremos".

Tras una hora y media de reunión en la sede de NC en la calle Venegas, el "sitio público" que exigían los negociadores de Podemos, el secretario general de esta organización, Alejandro Pérez, declaró que se han clarificado puntos que quedaron pendientes en el encuentro anterior, pero advirtió de que su grupo no participará en un gobierno en el que esté CC.

"Hemos manifestado nuestra voluntad de seguir trabajando y profundizando en las propuestas programáticas y en la posibilidad de un acuerdo de gobierno, pero seguimos manteniendo que la presencia de CC supone para Podemos un escollo insalvable", apuntó Pérez, quien insistió en que su grupo "no va a ceder" en la negativa a la entrada de Bañolas. La razón del veto a CC, y no al PSOE, se justifica porque "ha estado gobernando en Canarias en los últimos 25 años y es quien ha llevado la iniciativa en las medidas que han supuesto un evidente recorte para los ciudadanos, las privatizaciones y ha permitido, por acción u omisión, la corrupción política generalizada".

"El nudo gordiano está en la presencia de CC, de resto, los programas se van acercando y son cada vez más afines, por lo que es muy posible que encontremos vías de acuerdo para un pacto de gobierno, que tendría que ser refrendado por la ciudadanía en una consulta, o bien para en un pacto sobre lineas estratégicas y funcionamiento político", explicó Pérez.

Ante esa propuesta del secretario de Podemos, que estuvo acompañado por Joaquín Sagaseta y Carmen Valido, la delegación de NC se comprometió a responder hoy martes, pero Morales ya dejó entrever la negativa a sus condiciones. Aparte del veto a CC, Podemos también plantea una revisión del pacto en el Cabildo si a lo largo del mandato se producen cambios en la actuación política de NC, como una hipotética entrada en el Gobierno de Canarias o una alianza con otros partidos para concurrir a las Elecciones Generales del próximo otoño.

Morales consideró que un pacto con Podemos presenta "incertidumbres", pero sostuvo que también puede colaborar sin entrar en el gobierno. "No nos garantiza que se pueda dar continuidad durante los cuatro años a lo que firmemos en un primer momento; no queremos estar con altibajos, porque lo que queremos es desarrollar nuestro proyecto desde el primer día", resaltó.

Preguntado si está decepcionado con la actitud de ese partido y respecto a si el resultado hubiese sido distinto si las negociaciones las hubiese encabezado los consejeros electos de Podemos, Morales eludió pronunciarse e insistió en que "no se cierra ninguna puerta".

Compartir el artículo

stats