Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

González deja el acta de concejal en Mogán al no lograr la Alcaldía

El alcalde en funciones abandona la corporación tras 12 años de gobierno

González deja el acta de concejal en Mogán al no lograr la Alcaldía

González deja el acta de concejal en Mogán al no lograr la Alcaldía

La renuncia del acta de concejal electo de Francisco González se configuraba como una crónica de una muerte anunciada desde que el pasado 24 de mayo Onalia Bueno, líder de Ciuca y compañera de imputación con González en el caso Góndola, se proclamara futura alcaldesa de Mogán con un gobierno en minoría. A solo dos días de la toma de posesión de Bueno en las casas consistoriales, el mandatario ha decidido abandonar la corporación tras 12 años de gobierno con mayoría absoluta en el segundo municipio turístico de la Isla. Su marcha supone disparar un último cartucho en terreno socialista para forzar un pacto a tres bandas (PP-Psoe-NC) e impedir la entrada de Ciuca en el gobierno.

Mogán no gana para sustos. A la incertidumbre que invade al municipio hace más de dos semanas, tras la victoria de Ciuca en las elecciones con 10 concejales y la caída del Partido Popular en el gobierno con ocho ediles, se suma ahora la renuncia de Francisco González de su acta de concejal electo tras 12 años con el bastón de mando en las manos.

La victoria de Ciuca en las urnas ha supuesto un duro golpe para el cabeza de lista de un PP, que ha gobernado con plena comodidad durante los tres últimos mandatos en el municipio de Mogán al gozar de mayoría absoluta. No solo por la clara rivalidad que ha mantenido en salón de plenos durante su gobierno con el portavoz de Ciuca, Mencey Navarro, al que ha llamado en múltiples ocasiones "gamberro"; sino además porque sus intentos de pacto con los socialistas para arrebatarle la alcaldía a Ciudadanos por el Cambio se han visto frustrados hasta la saciedad en las últimas semanas.

González ya había anunciado con anterioridad de que estaba dispuesto a dar un paso atrás en la lista de su partido, si de esta manera el PSOE accedía a pactar un gobierno a tres bandas en el que también entraba en escena Nueva Canarias. Su condición de imputado por el caso Góndola suponía el principal obstáculo en el proceso de negociación con el grupo socialista. Sin embargo, la dilatada indecisión en el tiempo de los socialistas y el "no" que finalmente ha dado por respuesta acabaron ayer con la paciencia de un ya exalcalde decepcionado y agotado.

Con su marcha el mandatario no solo decide mantenerse al margen de lo que suceda este sábado en el salón de plenos del Ayuntamiento de Mogán, sino tenderle la mano al menos por última vez a los socialistas con el afán de que prospere el ansiado tripartito. La esperanza es lo último que se pierde y, por lo que parece, el mandatario ha renunciado a su acta de edil pero aún no lo ha hecho a este último sentimiento.

Por contra la portavoz del PSOE en Mogán, Pino González, tras enterarse de la dimisión del líder de PP aseguró que "el asunto no tiene vuelta de hoja" y que su decisión de permanecer en las filas de la oposición sin pactar con Ciuca, PP ni NC es firme y tajante.

La apresurada retirada de González de la vida política del municipio, que por el momento se define de manera puntual, permitirá además al mandatario ausentarse el próximo sábado en las casas consistoriales cuando Onalia Bueno ocupe su lugar al frente del gobierno. Las redecillas personales entre ambos, gestadas durante el mandato 2003-2007 en el que compartieron gobierno y acusaciones judiciales por una supuesta trama de corrupción, le han hecho aún más cuesta arriba a González la derrota en estas elecciones.

La junta electoral ya tiene en sus manos la renuncia del concejal electo. Ahora entrará la siguiente de la lista, la concejal número nueve del PP y responsable hasta ahora del área de Mercadillo, Carmen Delia Alonso, en escena para asistirá a la constitución de la corporación el próximo sábado.

Compartir el artículo

stats